Albóndigas de cordero al curry

Las albóndigas son un plato tradicional de carne picada moldeada en forma de bolas que cuenta con multitud de recetas y variaciones y que, además, suele gustar a todo el mundo, tanto a mayores como a los más peques.

Las albóndigas son un plato de raíces árabes, sin embargo es un plato que cuenta con un sinfín de variaciones alrededor de todo el mundo.

En Argentina se hacen de tres maneras principalmente (hervidas, fritas o cocidas),en Brasil, al igual que en Italia y en Estados Unidos se sirven principalmente con espagueti, en Turquía se conocen como köfte y cuentan con multitud de variedades.

Las albóndigas de cordero al curry son un plato típico de Marruecos y Arabia. 

La realización de estas albóndigas es similar a la realización de cualquier otro tipo de albóndiga, sin embargo, al estar hechas con res de cordero éstas tienen un plus de jugosidad, pues recordemos que la carne de cordero es una carne muy grasa y jugosa. 

Lo que marca la diferencia, sin embargo es la salsa, hecha a base de curry rojo, que logra que en cuanto la probamos  traslademos nuestra mente automáticamente a los destinos más exóticos.

Si te apetece probar las albóndigas de siempre con un toque distinto y te van los platos orientales, éste es tu plato.

  • Tiempo de preparación1 hr
  • Yield4 raciones
  • Energia270 cal
  • Coste total12 €
  • Coste por ración3 €
  • Cocina
    • Árabe
    • Marroquí
    • Turca
    • Hindú
    • Oriental
  • Tipo
    • Primer plato
    • Cena
  • Utilizable para dieta
    • Proteica
    • Baja en sal

Ingredientes

  • 1/2 kilo de carne de cordero picada.
  • 1 cucharada de comino molido.
  • 1 cucharada de jengibre fresco rallado.
  • 1 pizca de sal.
  • Mantequilla.
  • 1 cebolla grande (blanca, amarilla o Vidalia).
  • 4 dientes de ajo.
  • 4 cucharadas de pasta de curry.
  • 2 cucharadas de pasta de tomate.
  • 3 ramas de cilantro (o perejil).

Elaboración

Preparamos la cebolla y el ajo

1

Partimos la cebolla por la mitad y le retiramos la piel (ésta es la forma más sencilla y rápida de retirarle la piel a la cebolla). 

Cortamos cada una de las mitades de la cebolla en pequeños dados (brunoise). Si queremos agilizar este proceso debemos contar con un picador de verduras, agilizaremos el proceso y ahorraremos sufrir más de la cuenta a la hora de picar la cebolla.

2

Partimos el ajo por la mitad, le retiramos la piel y el brote verde central y lo picamos en pequeños trozos. También podemos optar por machacarlo con un mortero.

Juntamos la cebolla y el ajo en un bol y reservamos.

3

Picamos el cilantro en pequeños trozos y reservamos en un bol aparte.

Si no encontramos cilantro lo podemos sustituir por perejil.

Preparamos la carne

4

Colocamos la carne picada de cordero en un recipiente y le añadimos 1 cucharadita de comino, 1 cucharadita de jengibre y una pizca de sal. 

Amasamos la masa con las manos hasta que todos los ingredientes queden perfectamente mezclados.

Damos forma a las albóndigas

5

Cogemos pequeños trozos de masa y con la mano les damos forma de bola, tratando de que queden todas lo más igualadas posibles, tanto de tamaño como de forma.

Si queremos que nos queden perfectamente idénticas todas podemos contar con la ayuda de una pinza de hacer croquetas.

Cocinamos las albóndigas

6

Ponemos a fuego medio una sartén grande y añadimos dos cucharadas de mantequilla(tal y como manda la tradición) o un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra.

Añadimos las albóndigas al fuego y las doramos por ambos lados( para ello necesitan entre 5 y 6 minutos al fuego por cada lado).

Podemos cocinar las albóndigas en dos tantas si es necesario, lo importante es que no se amontonen para así evitar que queden mal cocinadas.

7

Retiramos las a albóndigas del fuego y las colocamos sobre un papel de cocina en una fuente; de esta forma, retiraremos el exceso de grasa de las albóndigas.

Doramos la cebolla

8

Ponemos una sartén a fuego medio con una media cucharada de mantequilla y cuando esté bien caliente añadimos la cebolla y el ajo.

Una vez esté doradita la cebolla añadimos la pasta de curry y removemos todo con ayuda de una cuchara de madera.

Añadimos la pasta de tomate

9

Continuamos removiendo los ingredientes hasta que queden perfectamente mezclados. 

Calentamos en un cazo o en el microondas un vaso de agua a la mezcla y lo añadimos a la mezcla de la sartén. Añadimos entre dos y tres cucharadas de pasta de tomate(al gusto).

10

Continuamos removiendo la mixtura hasta conseguir que todos los ingredientes queden perfectamente mezclados.

Aumentamos el fuego hasta llevar la salsa a ebullición y bajamos de nuevo el fuego sin dejar de remover hasta que la salsa espese( ésto nos llevará unos 4 o 5 minutos).

Toque final

11

Retiramos la salsa del fuego y dejamos reposar durante un par de minutos. 

Añadimos las albóndigas y removemos con una cuchara de madera para que se impregnen con la salsa.

Añadimos el cilantro et voilá, ya están listas para servir y disfrutar¡

Deja un comentario