Crema de calabaza light

calabazalight

Esta crema de calabaza light podría también llamarse la “crema de calabaza libre de pecado”, ya que esta versión de la crema de calabaza original tiene apenas un puñado de calorías (tan pocas que ni lo notarás).

Prescindiendo de nata, de yogur griego y protagonizada principalmente por verduras, esta crema de calabaza light es una opción excelente si quieres disfrutar de un plato riquísimo, fácil de hacer y con el que además no tendrás remordimiento alguno.

El queso light va a ser el encargado de aportar el toque cremoso a esta crema de calabaza. Podemos usar desde requesónqueso fetaricota o queso de burgos. Todos ellos son quesos que además de destacar por el bajo aporte calórico, destacan por su bajo contenido en grasa. Sin embargo, mi opción favorita es optar por un queso de untar light (queso estilo Philadelphia) ya que aportan todo el sabor de siempre con un bajísimo aporte calórico.

Sin duda, la crema de calabaza light es la  opción ideal para disfrutar de este sensacional plato otoñal sin sentirte culpable.

  • Tiempo de preparación20 min
  • Tiempo de cocinado25 min
  • Tiempo total45 min
  • Serving Size4 raciones
  • Energia155 cal
  • Coste total4 €
  • Coste por ración1 €
  • Cocina
    • Americana
    • Norteamericana
    • Peruana
    • Mexicana
    • Mediterránea
  • Tipo
    • Primer plato
    • Cena
  • Utilizable para dieta
    • Vegetariana
    • Baja en grasa
    • Baja en sal
    • Atkins
  • Attribute Label
    • Attibute Values

Ingredientes

  • 900 gr de calabaza.
  • 1 cebolla blanca grande
  • 125 de queso en crema light( estilo Philadelphia).
  • 750 ml de caldo de pollo light.
  • 1 diente de ajo.
  • Sal.
  • Pimienta.

Elaboración

Preparamos la calabaza

1

Primeramente precalentamos el horno con calor por arriba y abajo a 200º durante 20 minutos.

Mientras tanto, cortamos la calabaza por la mitad y le retiramos las pipas con ayuda de una cuchara.

Podemos reservar las pipas de la calabaza ya que tienen multitud de propiedades y beneficios. Son altas en fibra, magnesio y zinc además de estar deliciosas, por lo que son un snack ideal para consumir a diario.

2

Cortamos cada una de las mitades de la calabaza en dos o tres tiras.

Como a continuación la hornearemos la calabaza no es necesario pelarla.

Salpimentamos los trozos de calabaza y los introducimos en el horno.

Horneamos durante 25-30 minutos a 200º con calor por arriba y por abajo.

Preparamos la cebolla y el ajo

3

Mientras esperamos a que se hornee la calabaza preparamos la cebolla.

La cebolla que utilizaremos es una cebolla blanca, que destaca por su sabor suave con un toque dulce.

Cortamos la cebolla por la mitad y le quitamos la piel( de esta manera nos resultará más sencillo). Cortamos cada una de las mitades en trozos muy pequeños.

Cogemos el diente de ajo y lo partimos por la mitad, le retiramos la piel a cada una de las mitades y le quitamos el brote verde central. Lo picamos en trozos muy pequeños.

4

Ponemos una sartén a fuego medio y añadimos un chorro de aceite de oliva virgen extra.

Cuando el aceite esté caliente añadimos la cebolla y la sofreímos durante un par de minutos.

Añadimos el ajo y removemos la mezcla durante 2-3 minutos más.

Cocinamos la cebolla y el ajo

5

Bajamos intensidad al fuego y añadimos poco a poco el caldo de pollo.

Removemos la mezcla bien durante un par de minutos y elevamos la temperatura del fuego hasta llevarlo a ebullición y apagamos el fuego.

Tapamos la mezcla de la sartén para evitar perder el calor.

6

Retiramos la calabaza del horno y la colocamos sobre un recipiente. 

Dejamos que se enfríe durante 5 minutos y le quitamos la carne con ayuda de una cuchara. La carne de la calabaza, al estar asada se despegará fácilmente de la corteza.

7

Colocamos la mezcla de la sartén, la calabaza y el queso en crema light dentro del vaso de la batidora.

Añadimos un chorro de aceite de oliva virgen extra y trituramos todo a velocidad media durante 3-4 minutos.

Toque final

8

Dejamos reposar la mezcla durante al menos 5 minutos y vertemos directamente en los cuencos o platos donde la vayamos a servir.

Podemos decorar cada cuenco con pipas de calabaza y un toque de pimienta adicional.

Deja un comentario