Croquetas veganas de curry

Si eres de los que disfrutan de los platos con sabores fuertes, especiados y aromas marcados, posiblemente, estas croquetas veganas al curry te enamorarán.

Esta receta es tan sencilla que, puede convertirse fácilmente en uno de esos platos recurrentes que hacemos cada poco tiempo y que, a la vez, tiramos de ella para sorprender a nuestros comensales en una ocasión especial.

croquetas veganas

De hecho, esta receta ha surgido de casualidad, ya que, quería aprovechar unos garbanzos hidratados que me habían sobrado de hacer falafel, y, se me ocurrió mezclarlos con salsa de curry. Y así nace esta receta, que, justamente se puede considerar una prima hermana del falafel.

Para hacer estas croquetas veganas, solamente necesitaremos garbanzos y salsa de curry como base, los demás ingredientes son secundarios.

Los garbanzos que usaremos deberán estar previamente hidratados, de hecho, no sirven de los que ya vienen cocidos.

Necesitaremos también salsa de curry. Yo he utilizado una salsa industrial, que, es una de mis favoritas, pero también podéis hacerla casera. Si os decantáis por esta última opción, debéis utilizar algún espesante como puré de manzana o fécula de patata.

croquetas veganas

También podéis incluir algún ingrediente extra como especias o uvas pasas. En el caso de las especias, yo he incluido orégano, ya que, es de mis favoritas (soy de esas personas que creen que el orégano combina con todo). También he incluido un puñado de uvas pasas. Si no te convencen, simplemente omítelas, ya que, no a todo el mundo le gusta su sabor y menos mezclado con sabores fuertes como el del curry. Sin embargo, a mí me apasiona esta combinación y me recuerda a alguna receta de la gastronomía hindú que incluye pasas en su elaboración, como el popular arroz pilaf. He utilizado pasas de la variedad sultana, que son muy dulces e ideales para dar un toque diferente.

Para acompañar las croquetas veganas al curry, os recomiendo hacerlo con una salsa de yogurt vegana. Para ello, simplemente necesitaremos un yogurt de origen vegetal, el jugo de una lima o el de medio limón, una pizca de pimienta y sal, y, si queremos, alguna semilla como el sésamo para adornar.

 

Ingredientes para hacer croquetas veganas al curry

  • 200 gr de garbanzos
  • Tu salsa de curry favorita
  • Orégano (opcional)
  • Un puñado de pasas sultanas (opcional)

 

Ingredientes para la salsa de yogurt (opcional)

  • 1 yogurt de soja
  • 1 lima o medio limón
  • Pimienta
  • Sal
  • Semillas para adornar, como de sésamo y amapola (opcional)

 

Como hacer croquetas veganas al curry

1. Hidratamos los garbanzos

Para hacer esta receta, necesitaremos un poco de planificación, ya que, para su elaboración, utilizaremos garbanzos hidratados. No sirven los garbanzos de bote que ya vienen cocidos y, la única forma de hidratarlos es dejándolos en agua durante horas.

Los garbanzos deben estar hidratados en su justa medida, es decir, sin pasarnos. Para ello, los dejaremos durante unas 5 horas sumergidos en agua.

croquetas veganas

Transcurrido el tiempo indicado, retiramos los garbanzos del agua y los escurrimos. Los dejamos al menos media hora en un colador para eliminar el exceso de humedad que pudiesen tener. Incluso podemos darles unos toques con un paño o con un trozo de papel de cocina, para ayudarles a eliminar el exceso de humedad.

 

2. Trituramos los garbanzos

Colocamos los garbanzos dentro de una batidora o picadora y los trituramos.

Siempre es recomendable hacerlo con pequeñas cantidades, ya que, de esta forma, el resultado será mucho mejor y los garbanzos quedarán triturados con mayor facilidad. Para ello, recomiendo hacerlo en varias tandas y no echar todos los garbanzos en la picadora o batidora a la vez.

croquetas veganas

 

3. Preparamos la mixtura

Colocamos el garbanzo molido en un recipiente hondo, como un plato amplio o fuente. No os preocupéis si observáis que no todos los garbanzos os han quedado perfectamente triturados y os encontráis tropezones, ya que, eso les dará una mejor textura a las croquetas.

Añadimos las especias que queramos. En este caso he utilizado orégano bio ya que, además de que me encanta, su sabor combina a la perfección con el del curry.

croquetas veganas

Añadimos un par de cucharadas de salsa de curry y removemos.  Si optáis por hacer la salsa de curry casera, es importante que sea espesa y no líquida, por lo que debéis usar algún espesante con el que combine bien, como puré de manzana o fécula de patata.

Removemos todos los ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea y fácilmente moldeable.

En cuanto a las pasas, he decidido solamente utilizarlas en la mitad de las croquetas, ya que, son un ingrediente que da a este tipo de recetas un toque dulzón muy thai que me encanta, pero soy consciente de que no a todo el mundo le gusta.

 

4. Montamos las croquetas

Con ayuda de nuestras manos, hacemos pequeñas bolas de masa. Recordad que utilizaremos sólo mitad de la masa, ya que, la otra mitad llevará pasas.

Cogemos una cantidad de masa equivalente a lo que cabría en una cuchara y apretamos. De esta forma, lo que haremos será quitar el exceso de salsa

Podemos darle la forma que decidamos a las croquetas, bien sea, redonda, alargada o con forma de minihamburguesa. Personalmente, me he decantado por esta última opción ya que, me resultan más originales.

croquetas veganas

 

5. Montamos las croquetas con las pasas

Añadimos un puñado de pasas a la masa de garbanzo y removemos bien, hasta que ambos ingredientes se hayan entremezclado a la perfección.

Podéis darles a todas las croquetas la misma forma, u optar por hacer las que lleven pasas de forma diferente a las anteriores.

 

6. Freímos las croquetas

Colocamos al fuego una sartén con dos dedos de aceite de girasol. Cuando esté bien caliente el aceite ponemos las croquetas a freír.

Es importante y muy recomendable hacerlo en varias tandas, para evitar así que las croquetas estén muy juntas unas de otras.

croquetas veganas

Freiremos las croquetas durante unos 2 minutos por cada lado y retiramos del fuego con ayuda de unas pinzas.

Colocamos en un recipiente amplio un par de capas de papel de cocina, y sobre él, colocaremos las croquetas al sacarlas del fuego. De esta forma, el papel absorberá el exceso de aceite que puedan tener las croquetas.

 

7. Hacemos la salsa del yogurt

Para acompañar estas croquetas veganas, nada mejor que una salsa de yogurt casera, evidentemente, también vegana.

Es muy sencilla de hacer, queda riquísima y sirve para acompañar no sólo este tipo de platos, sino también ensaladas, wraps o sándwiches.

Para elaborar la salsa, simplemente derramos el yogurt sobre un pequeño cuenco o recipiente. Utilizaremos un yogurt vegano (yo he utilizado yogurt de soja) y, a poder ser, que sea lo más cremoso posible.

croquetas veganas

Añadimos el zumo de una lima o el de medio limón, dependiendo de cuál de estos dos cítricos nos guste más, una pizca de sal, un toque de pimienta, y, de forma opcional, podemos incluir semillas de sésamo o semillas de amapola.

Si nos gustan los sabores fuertes, podemos añadirle a la salsa un diente de ajo rallado, aunque personalmente, no lo recomiendo, ya que, el sabor del curry ya de por si es too much.

 

8. Disfrutamos de nuestras croquetas veganas

Servimos las croquetas y disfrutamos de este plato. Si no las vais a comer justo después de hacerlas y preferís reservarlas para otro momento, os recomiendo guardarlas en la encimera y darle un minuto de microondas antes de degustarlas, para que estén calentitas.

Son ideales para comer al mediodía y, si te gustan los sabores fuertes y almizclados, seguro que adorarás estas croquetas veganas al curry. Podéis servirlas como snack, aperitivo, o incluso acompañadas de pan de pita o ensalada, como si fuese falafel.

croquetas veganas

Elena

Soy Elena y mi hobby es la cocina y la gastronomía en general. Me encanta cocinar y probar recetas de diferentes culturas y zonas.

Deja un comentario