Descongelar alimentos correctamente

Aunque antaño gozaban de mala fama, los alimentos congelados tienen más ventajas que inconvenientes: se guardan durante más tiempo, son más baratos y algunos conservan mejor sus propiedades y nutrientes, como es el caso de las verduras.

Actualmente, la técnica más utilizada es la ultracongelación, es decir, se recolectan los diferentes alimentos, e inmediatamente se congelan a temperaturas bajísimas, de hasta -40ºC. De esta forma, los alimentos conservan de forma intacta todos sus nutrientes.

descongelar alimentos

Sin embargo, si queremos que todo salga bien, y obtener los mejores resultados, debemos descongelar los alimentos de la forma correcta. Algo que, a priori parece tan sencillo puede no serlo tanto, ya que, no siempre descongelamos la comida como deberíamos, y, a menudo, las prisas nos juegan malas pasadas.

Si queremos que los alimentos congelados conserven todas sus propiedades y sabor, debemos descongelarlos de la forma correcta, para ello hay una serie de normas básicas, muy sencillas pero imprescindibles en una buena técnica de descongelado.

Primeramente, antes de saber cómo debemos proceder a descongelar los alimentos, debemos conocer algunos tips para imprescindibles para un buen congelado.

En primer lugar, debemos asegurarnos de que nuestro congelador se mantiene en perfectas condiciones. Para ello debemos asegurarnos de que su limpieza sea óptima, por lo que debemos limpiarlo a fondo una vez cada 3 meses.

descongelar alimentos

La comida que congelemos deberá estar dividida en pequeñas porciones o raciones individuales. Por ejemplo, si congelamos guisantes, podemos guardarlos en bolsas de unos 200 gr, o si queremos congelar croquetas, podemos guardarlas de 10 en 10 (o lo equivalente a una ración).

Debemos utilizar bolsas de congelar u otros recipientes aptos para el congelador de una buena calidad, y que, además, tengan un cierre hermético. De esta forma, evitaremos que los alimentos puedan desparramarse por el congelador y estropearse.

Es aconsejable que etiquetemos cada producto con la fecha de congelado, ya que, así evitaremos posibles despistes a la hora de descongelar.

Aunque muchos desconocen este dato, la comida congelada también caduca, ya que cada alimento tiene un tiempo de conservación máximo dentro del congelador.

Las carnes se conservan entre 5 y 9 meses en el congelador. Las carnes crudas se guardan peor que las que ya han sido previamente cocinadas, y dentro de las diferentes especies, la de vaca y la de cordero son las que mejor se conservan y la de cerdo, la que peor. Las carnes de aves, como el pollo y el pavo, pueden durar hasta 12 meses.

descongelar alimentos

Los pescados, por norma general, tienen una duración en torno a los 4 meses, sin embargo, esto varía dependiendo de su porcentaje de grasa, ya que, especies grasas, como el salmón duran menos congelados (en torno a 2 meses y medio) y otros como la merluza pueden durar hasta 5.

Las verduras tienen un buen aguante dentro del congelador, ya que pueden permanecer hasta 12 meses sin perder sus propiedades. No obstante, si congelamos verduras cocinadas en cremas o purés tan sólo aguantaran unos 3 meses.

Las frutas también son aptas para congelar, sin embargo, una vez descongeladas sus usos habituales son batidos, smothies y cocteles.

Los cítricos son los que peor se guardan dentro del congelador, ya que solamente aguantan en torno a los 3 meses, sin embargo, las moras, fresas, y arándanos pueden aguantar hasta 8.

Aunque casi todos los alimentos son aptos para ser congelados, hay algunas excepciones. La mayoría son alimentos con un alto porcentaje de grasa, como el aguacate, frutos secos o quesos.

En cuanto al proceso de descongelado, las normas son muy sencillas, pero, debemos seguirlas a rajatabla si queremos disfrutar plenamente de los alimentos.

descongelar alimentos

Primeramente, debemos ser conscientes de que una vez que se haya descongelado un alimento, no debemos tardar más de 24 horas en consumirlo. De esta forma, evitaremos que se pierda su sabor, nutrientes y además, impediremos la proliferación de bacterias.

Las formas de descongelar los alimentos son principalmente tres: en la nevera, en agua fría o en el microondas.

Cada una de ellas tiene sus pros y sus contras y, también, dependiendo de que alimento queramos descongelar, unas son más indicadas que otras.

La descongelación en la nevera es ideal para alimentos de gran tamaño, y también, para carnes, pescados y mariscos.  Es un método de descongelación que requiere planificación previa, ya que, el tiempo de descongelado será mayor, por lo que es probable que no podamos consumir el alimento el mismo día que iniciemos el proceso.

Para descongelar alimentos en la nevera debemos colocarlos en un recipiente estilo tupper. De esta forma, evitaremos que el jugo que suelten los alimentos al descongelarse manche a otros productos de la nevera. Es ideal utilizar un recipiente con tapa, ya que, de esta forma, evitaremos que el olor, sobre todo si descongelamos carne o marisco, contamine el resto del frigo.

La nevera debe estar a una temperatura no superior a 4ºC.

Otro método de descongelar alimentos es utilizando agua fría. Es un método más rápido que el anterior. Para ello, colocaremos el producto congelado dentro de un envase hermético. De esta forma evitaremos que se empape de agua y así, que pierda parte de su sabor y calidad. Introducimos el alimento dentro de un recipiente con agua fría y la cambiamos cada media hora o una hora, dependiendo del tamaño del producto que queramos descongelar. Es un método más rápido, pero requiere mas atención. Sin embargo, podemos consumir los alimentos descongelados mediante esta técnica el mismo día, ya que, normalmente el proceso de descongelado no dura más de dos horas.

La última técnica de descongelar alimentos es mediante el uso de microondas. Este método es ideal para descongelar ciertos comestibles de pequeño tamaño como bollos o pan.  Utilizando este procedimiento, en tan solo unos minutos (o segundos) podemos tener el alimento perfectamente descongelado. Sin embargo, debemos tomar ciertas precauciones, ya que, si nos pasamos de tiempo, puede que se estropee la comida y no nos sirva.

descongelar alimentos

Es un método que se perfecciona con la experiencia, ya que, por ejemplo, para saber el tiempo exacto y la potencia ideal que se necesita para descongelar un panecillo, solo lo sabremos probando una y otra vez.

También debemos saber, que hay alimentos que no requieren un proceso de descongelación previo y podemos cocinarlos directamente. Por ejemplo, si queremos hacer una crema, y para ello queremos cocer verduras congeladas, éstas no necesitan un proceso previo de descongelación, sino que se echarán directamente en el agua cuando ésta comience a hervir. Lo mismo ocurre con otros productos como nuggets, baritas de merluza o empanadillas, que directamente se colocarán sobre la sartén cuando el aceite esté caliente.

Quédate con estos valiosos trucos, y disponte a utilizar todos tus alimentos congelados sin miedo.

Deja un comentario