Ensalada de garbanzos – Apto para veganos

Si te apetece un plato fácil de cocinar, rápido y a la vez muy nutritivo, quédate con esta receta de ensalada de garbanzos vegana, que puede que se convierta en un plato habitual en tu menú.

Los garbanzos son unas legumbres muy versátiles, que, aunque acostumbramos a comerlos en guisos y potajes, lo cierto es que se pueden comer de otras muchas formas. En Oriente Medio son uno de los alimentos principales de su dieta, y forman algunos de los platos más conocidos de su cultura, como el hummus o el falafel.

ensalada de garbanzos

Esta receta es la opción ideal si buscamos un plato fresco, nutritivo y saciante, ya que la combinación de verduras y legumbres es un excelente cóctel de nutrientes que, además de rico, es saludable.

Para hacer esta receta necesitaremos garbanzos de bote. Me he decantado por esta opción ya que es más rápida y todo lo que sea ahorrar tiempo en la cocina es un plus. Y, además, están igual de buenos. Aunque si no tenemos garbanzos de bote y queremos utilizar garbanzos secos, debemos tener en cuenta que el tiempo de elaboración de esta receta se incrementará, ya que, necesitaremos ponerlos en remojo la noche anterior y luego cocerlos.

Es una receta que admite multitud de toques personales, sin embargo, mi elección personal incluye: cebolla roja, apio fresco, tomate, aguacate, cilantro, cebollino y frutos secos.

Esta ensalada de garbanzos es apta para una dieta vegana, sin embargo, si queréis añadirle algún ingrediente de origen animal, yo os recomiendo atún en lata o huevo cocido picado.

En cuanto a los demás ingredientes, a la hora de escoger la variedad de cebolla, me he decantado por la cebolla roja, ya que es la que mejor queda en ensaladas y otros platos crudos. Tiene un sabor marcado y aporta un toque crujiente a nuestros platos, pero, si no nos convence, podemos utilizar la variedad de cebolla que queramos.

ensalada de garbanzos

El apio fresco es uno de los ingredientes que marca la diferencia en esta ensalada de garbanzos vegana, ya que, aporta un toque amargo y un fuerte aroma.

El cilantro. junto al cebollino, es otro de los encargados de aromatizar este plato. En muchos de mis platos utilizo estas dos hierbas aromáticas, junto al orégano, ya que son mis favoritas. Todos tenemos unas especias “de cabecera”, que son las que más utilizamos en la mayoría de nuestras recetas. Estas tres, son las que me han robado el corazón, ya que consiguen aromatizar mis platos ensalzando su sabor.

El tomate le añade un toque dulce a la ensalada, en contraposición a otros toques y notas. Podemos utilizar la variedad de tomate que más nos guste. Y el aguacate lo he añadido porque es uno de los ingredientes que más utilizo a la hora de hacer ensaladas. Tiene un magnifico sabor y pega con casi cualquier ingrediente en una ensalada.

Los frutos secos que he utilizado es un mix de avellanas, almendras y nueces. He utilizado solamente un puñado ya que no quería robarle protagonismo al resto de ingredientes.

Para aliñar esta ensalada de garbanzos vegana he utilizado aceite de oliva, aunque esta receta queda igual de bien si utilizamos aceite de coco. He utilizado limón en vez de vinagre, ya que casa mejor con los garbanzos. Para finalizar, he añadido orégano y una pizca de sal.

 

Ingredientes para hacer ensalada de garbanzos vegana

  • 1 bote grande de garbanzos
  • 1 cebolla roja
  • 2 ramas de apio
  • 2 tomates pequeños
  • 1 aguacate grande
  • 10 gr de cebollino
  • 10 gr de cilantro
  • 1 puñado de frutos secos
  • El zumo de un limón
  • Sal y aceite
  • Orégano

 

Como elaborar ensalada de garbanzos vegana

1. Preparamos los garbanzos

Abrimos el bote de garbanzos y vertemos el contenido sobre un escurridor. De esta forma, eliminaremos al completo el jugo que traen los garbanzos en bote.

A continuación, sin retirarlos del escurridor, abrimos el grifo y lavamos los garbanzos durante unos segundos. Colocamos los garbanzos en un recipiente suficientemente amplio y reservamos

garbanzos

 

2. Cortamos la cebolla

Le quitamos la piel a la cebolla y la partimos por la mitad, ya que de esta forma será mucho más fácil trocearla.

Cortamos cada una de las mitades en trozos pequeños, tanto como nos sea posible.

Una vez hayamos troceado la cebolla la añadimos al recipiente donde guardamos los garbanzos y mezclamos ambos ingredientes.

cortar cebolla

 

3. Cortar el apio

Eliminamos los restos de posibles hojas de apio y, las partes blanquecinas (que son las que unen los tallos con la raíz). Es preferible eliminarlas ya que son partes más leñosas y con menos sabor. Cortamos cada una de las partes en tiras alargadas y, a su vez, cortamos esas tiras por la mitad para que nos sean más fáciles de manejar.

Troceamos cada una de las tiras de apio en pequeños cubos, tratando que nos queden de un tamaño similar entre sí. Añadimos el apio troceado al bol en que reservamos el resto de ingredientes y removemos.

cortar apio

 

4. Troceamos el tomate

Lavamos cada uno de los tomates y los secamos con un paño. Con ayuda de un cuchillo quitamos la parte del pedículo (lo que une el tomate a la rama). Picamos cada tomate por la mitad, para que nos sea más fácil de manejar y troceamos cada una de las mitades en trozos lo mas pequeños posible.

troceamos verduras

Colocamos el tomate troceado junto al resto de ingredientes y removemos.

 

5. Troceamos el aguacate

Partimos el aguacate por la mitad y separamos cada una de las partes. Como podemos comprobar, en una de las mitades se quedará incluido el hueso.

Retirar el hueso del aguacate es realmente sencillo. Tan solo Partimos cada una de las mitades en dos, y retiramos la piel. Troceamos cada uno de los trozos y colocamos en el bol

aguacate

 

6. Añadimos el resto de ingredientes y aliñamos la ensalada

Con ayuda de unas tijeras de cocina, troceamos el cilantro y el cebollino y lo añadimos al bol con el resto de ingredientes. El cilantro, si lo preferimos, podemos cortarlo con un cuchillo, pero las tijeras son casi imprescindibles para cortar el cebollino, ya que, de esta forma se consiguen trozos pequeños de apenas unos milímetros. Añadimos también los frutos secos. En este caso he utilizado un mix que contiene nueces, almendras y avellanas. Removemos todos los ingredientes y nos disponemos a aliñar.

Añadimos un chorro de nuestro aceite favorito. En este caso me he decantado por utilizar aceite de oliva, ya que es el que normalmente utilizo para ensaladas, pero el aceite de coco también es una excelente opción para complementar esta receta. Añadimos el jugo de un limón, una pizca de sal y orégano y removemos. Dejamos reposar durante 5 minutos y servimos.

ensalada de garbanzos

Esta ensalada de garbanzos vegana es una excelente opción para disfrutar de una divertida y nutritiva combinación de ingredientes sin renunciar a todo el sabor posible. Guárdala en tu recetario porque sin duda repetirás.

Soy Elena y mi hobby es la cocina y la gastronomía en general. Me encanta cocinar y probar recetas de diferentes culturas y zonas.

Deja un comentario