Fabes con almejas

Las fabes con almejas son un plato típico de la gastronomía asturiana, pero mundialmente conocido por su exquisitez y sabor, ya que, por un lado, aporta el confort de los platos de cuchara, tan necesarios en los días de frío, y por otro, los toques de los sabores del mar, siempre elegantes y agradables.

fabes con almejas

Al igual que ocurre en casi todas las recetas de platos tradicionales, no hay unas cantidades ni ingredientes exactos, ni tampoco un único modo de elaboración, ya que, como se suele decir, “cada maestrillo tiene su librillo”; es decir, cada receta, por muy simple que nos parezca a priori, siempre tendrá sus propias notas personales. Sin embargo, en lo que coinciden todas las recetas de fabes con almejas es en que, los pilares de este plato, como no podría ser de otra forma, son, las fabes y las almejas.

Las fabes son un producto típico de Asturias. Una legumbre muy apreciada, no solo por su sabor, sino por su versatilidad a la hora de elaborar multitud de platos, no sólo de cuchara. La variedad que he utilizado son fabes de la Granja, fácilmente reconocibles por su aspecto blanquecino, alargado y con forma de riñón.

En cuanto a las almejas, han de ser preferiblemente frescas y de la mejor calidad posible. Las más valoradas son las almejas gallegas, concretamente, las almejas de Carril.

Para completar este baile de ingredientes, debemos contar también con las hortalizas. Si bien es cierto que jugarán un papel más secundario, sin ellas no sería posible conseguir todo el sabor y gustillo de este plato.

fabes con almejas

Necesitaremos dos zanahorias medianas, 1 cebolla grande, 4 dientes de ajo (3 los utilizaremos para la cocción y otro, picadito, para hacer el sofrito de las almejas), 1 pimiento verde (yo he utilizado pimiento de California, pero sirven igualmente otras variedades) y un tallo de puerro.

También debemos contar con aceite de oliva virgen extra, caldo de pescado o marisco, un vaso de vino blanco, pimienta, sal, 1 cucharadita de pimentón (a poder ser de la Vera) y unas hebras de azafrán.

El azafrán será el encargado de darle un punto de color al plato, sin embargo, si lo preferimos, o si no encontramos, podemos utilizar cúrcuma, aunque, debemos tener en cuenta que si el sabor variará ligeramente.

Para acompañar este delicioso plato recomiendo hacerlo con un pan de calidad, como una barra gallega, y una bebida con la que maride bien, como puede ser un vino blanco suave o una sidra.

 

Ingredientes para hacer fabes con almejas en casa

  • 800 gr de fabes
  • 1 kg de almejas
  • 2 litros de caldo de pescado o de marisco
  • 1 cebolla grande
  • 1 tallo de puerro
  • 3 dientes de ajo
  • 2 zanahorias medianas
  • 1 pimiento verde
  • 4 hebras de azafrán, o, cúrcuma en polvo
  • Sal

 

Ingredientes para hacer el sofrito de las almejas

  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de pimentón
  • ½ vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra (20 ml)

 

Receta para preparar fabes con almejas

1. Escogemos las fabes

Las fabes son el pilar fundamental de este plato, por lo que, debemos usar unas de calidad.

Las conocidas como fabes o fabas asturianas, son unas judías de la variedad Granja Asturiana, reconocibles por su color blanquecino, por su forma alargada y aplanada y por su tamaño grande.

fabes

Para escogerlas y evitar que se nos cuele alguna pocha, colocaremos un paño de cocina amplio sobre una superficie plana (por ejemplo, una mesa o sobre la encimera) y, colocamos encima las fabes.

Desechamos las alubias que estén dañadas, ya que, estropearían el plato.

 

2. Ponemos en remojo las fabes

Colocamos las fabes dentro de una olla, les añadimos abundante agua y las dejamos remojo durante toda la noche. Debemos asegurarnos de colocarlas dentro de una olla amplia, ya que, absorberán mucha agua y, si las dejamos dentro de un recipiente pequeño, es probable que se salgan por fuera.

fabes

Transcurrido el tiempo indicado, sacamos las fabes de la olla, las colocamos en un colador bajo el grifo y las enjaguamos con abundante agua. De esta forma, ayudaremos a eliminar posibles impurezas. Reservamos las fabes en el escurridor hasta el momento en que las vayamos a cocer.

 

3. Preparamos la zanahoria

La zanahoria será la única verdura que incluiremos troceada en el plato a la hora de servirlo.

Con ayuda de un cuchillo, les quitamos a las zanahorias la parte que las une con el tallo, las pelamos (recomiendo hacerlo con un pelapatatas para desperdiciar la mínima cantidad de carne posible) y las cortamos en tiritas.

zanahoria fabes

A continuación, cortaremos estas finas tiras en pequeños trozos, tal y como se muestra en la fotografía.

 

4. Preparamos el resto de las hortalizas que añadiremos

Pelamos los dientes de ajo y los partimos por la mitad, ya que, de esta forma darán más sabor al plato que si los cocemos enteros.

Pelamos la cebolla y la partimos en la mitad o en varios trozos grandes.

fabes con almejas receta

Partimos el puerro en trozos grandes.

Finalmente, partimos el pimiento verde por la mitad y le retiramos las pepitas. También es importante que le retiremos las partes blancas, ya que, si no, es posible que le den amargor al plato. Para ello, el método más fácil es partir en dos cada una de las mitades y retirarle la parte blanca.

 

5. Ponemos la olla al fuego

Colocamos una olla amplia al fuego, con los 2 litros de caldo de pescado o marisco. Añadimos también una hoja de laurel, un chorrito de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal.

El laurel es un imprescindible a la hora de cocinar platos con mariscos y pescados ya que, realza su sabor y, a la vez, en muchos casos ayuda a su completa desinfección. Cuando el caldo comience a hervir, añadimos las fabes y la zanahoria.

Colocamos los ajos, la cebolla, el pimiento y el puerro dentro de una malla de cocción y los añadimos a la olla.

La malla de cocción es un pequeño saco hecho de yute u otro material similar, que sirve especialmente para este tipo de platos.

Si no tenéis este artilugio, podéis echar a la olla las verduras igualmente, solo tendréis que retirarlas al final con una pinza y un poco de paciencia.

 

6. Dejamos cocer la mixtura

Uno de los principales puntos a tener en cuenta para que este plato quede de escándalo es respetar los tiempos de cocción, por lo que, dejaremos los ingredientes cocinándose a fuego medio alto durante una hora. Transcurrido ese tiempo, retiramos con un cazo un poco de caldo, lo colocamos en un vaso o recipiente similar y añadimos el colorante. Si utilizamos azafrán, añadiremos las hebras al caldo que hemos apartado, removeremos y, en cuanto suelte el color, retiraremos las hebras y añadimos el caldo, ahora con un color amarillo intenso, de nuevo a la olla.

Si decidimos utilizar cúrcuma, retiramos igualmente un poco de caldo a un vaso o recipiente similar y añadimos una cucharadita. Removemos bien, hasta que la cúrcuma esté totalmente diluida en el caldo y vertemos la mezcla de nuevo en la olla.

Bajamos el fuego, y dejamos que las fabes se cocinen a fuego medio durante una hora más.

 

7. Retiramos las verduras de la cocción

Retiramos las verduras de la cocción y bajamos el fuego al mínimo.

Si no hemos utilizado bolsa de yute para guardar las verduras, las retiraremos con ayuda de unas pinzas y con cuidado de no quemarnos.

Retiramos también un vasito del caldo.

fabes con almejas receta

Trituramos con la batidora las verduras cocidas, junto al vasito de caldo, hasta formar un puré homogéneo.

Apagamos el fuego de la olla donde se cuecen las fabes y añadimos el puré. Removemos bien todo, con ayuda de una cuchara de madera.

Probamos la mezcla, con cuidado de no quemarnos, y, si lo consideramos necesario, añadimos un punto de sal.

 

8. Preparamos las almejas

Colocamos las almejas en un escurridor y las enjaguamos bien bajo el grifo en agua fría, para eliminar posibles restos de suciedad que pudiesen tener.

Picamos un diente de ajo en pequeños trozos y ponemos una sartén a fuego medio con un chorro de aceite de oliva. Añadimos también una cucharadita de pimentón y removemos.

Cuando veamos que el ajo picado comienza a dorarse, añadimos medio vaso de vino blanco y subimos el fuego, hasta que comience a hervir.

fabes con almejas receta

Añadimos las almejas, las removemos con una cuchara de madera durante unos segundos y las tapamos durante un par de minutos.

Retiramos la tapa para comprobar que las almejas están abiertas y las añadimos directamente sobre la olla con las fabes.

 

8. Dejamos reposar y servimos

Dejamos reposar las fabes con almejas durante al menos 10 minutos y emplatamos. De forma opcional, podemos añadir por encima un poco perejil picado o cebollino. Las almejas que han quedado cerradas tendremos que desecharlas, por lo que las retiramos antes de servir el plato.

Las fabes con almejas son un plato contundente, por lo que recomiendo degustarlo al mediodía, ya que, de esta forma, se hará menos pesada la digestión. Os aconsejo acompañarlo de un buen vino, preferiblemente vino blanco, como un albariño o similar, pero, una sidra también es una excelente opción. También debéis contar con un buen pan, como una barra gallega o pan centeno.

fabes con almejas receta

Soy Elena y mi hobby es la cocina y la gastronomía en general. Me encanta cocinar y probar recetas de diferentes culturas y zonas.

Deja un comentario