Galletas veganas de plátano, avena y remolacha

Las galletas caseras cada vez tienen más fans, y es que, además de las múltiples ventajas que tienen sobre las industriales, son uno de los platos donde más se nota todo el cariño que les ponemos al cocinarlas.

Las galletas industriales a menudo contienen una cantidad excesiva de azúcar, grasas y aceite de palma, lo que se traduce en un alimento poco atractivo y recomendable para quienes buscan un estilo de alimentación healthy. Además, muchas de ellas también contienen huevos, leche y mantequilla, por lo que se convierten en alimentos prohibidos para aquellos que deciden llevar una dieta vegana.

galletas de remolacha

Esta receta que yo os propongo es apta para todo el mundo, tanto si eres vegano como si no; tanto si eres de los que aman el dulce o, por el contrario, con una pizca de dulzor estás más que satisfecho.

Además, son muy sencillas de hacer, con pocos ingredientes y de fácil acceso, por lo que, tienen todos los puntos a favor para encandilarte y convertirse en una de tus recetas favoritas.

Estas galletas veganas de plátano, remolacha y avena se componen básicamente de los ingredientes que le dan nombre a la receta, y además, llevan otros complementarios, como una cucharada de harina, una pizca de sal, una cucharadita de esencia de vainilla, y, de forma opcional, podemos incluir un toque de canela y una cucharada de azúcar o edulcorante.

Los plátanos que utilizaremos serán de tamaño grande, maduros y a poder ser, plátanos de Canarias, que son los que tienen un mejor sabor y mayor calidad.

En cuanto a la avena, utilizaremos los copos, que serán los que le darán ese aspecto de “galleta roca” a las mismas, pero, si lo prefieres, puedes usar un muesli a base de copos de avena.

La remolacha será la reina de esta receta, ya que, su color burgundy será lo primero que nos llame la atención de estas galletas una vez cocinadas, y, aunque tras pasar por el horno, la remolacha perderá algo de color, seguiremos teniendo unas galletas coloridas y espectaculares.

La remolacha es una verdura muy nutritiva y con bajo aporte calórico, además, sirve para dar color a multitud de postres y otros platos, como arroces o huevos cocidos.

La canela, la esencia de vainilla y el toque extra de dulzor son complementarios, opcionales y prescindibles. Por lo que, su uso, dependerá de tus propios gustos personales.

galletas platano remolacha galletasplatanoremolacha2

Si no te gusta la canela omítela directamente, pero si eres de los que la aman, seguramente te encante su sabor horneado, por lo que, esta receta es una ocasión ideal para utilizarla.

Con la esencia de vainilla ocurre lo mismo. Si te gusta su regusto esta es una ocasión ideal para usarla, pero si por lo que sea, no acaba de convencerte omítela.

En cuanto a la cucharada extra de azúcar u otro edulcorante, será opcional y la añadiremos una vez hayamos probado la masa. Puede que con el dulzor natural del plátano y la remolacha nos llegue, pero, puede también que decidamos un punto más de sabor.

En cuanto a la harina, solamente necesitaremos una cucharada. Podéis usar harina de avena o harina de trigo. Personalmente os recomiendo la primera, pero he hecho estas galletas de las dos formas, y quedan también muy ricas con harina de trigo.

En cuanto a la pizca de sal, será la encargada de darle un plus de sabor, ya que, es un potenciador natural del sabor, aunque no debemos pasarnos. En este caso, más vale quedarse corto que no pasarse.

También, de forma opcional, podemos utilizar unas almendras laminadas para decorar algunas de las galletas.

Sigue leyendo y atrévete a disfrutar de esta receta sana, colorida y deliciosa, con la que sorprenderás y encandilarás a todos incluidos los peques.

 

Ingredientes para hacer galletas veganas de remolacha

  • 2 plátanos maduros
  • 100 gr de remolacha cocida
  • 80 gr de copos de avena
  • Aroma de vainilla (opcional)
  • Canela molida (opcional)
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de harina (puedes utilizarla de avena o de trigo)
  • 1 cucharada de azúcar (opcional)
  • 1 puñado de almendra laminada

 

Como hacer galletas de remolacha, plátano y avena

1. Preparamos el plátano

Para hacer este paso de forma correcta es necesario que los plátanos estén maduros y en su punto, ya que, de esta forma, los podremos trabajar fácilmente.

galletas avena remolacha

Los plátanos que utilizaremos, a poder ser, serán de Canarias. Debemos utilizar plátanos y no bananas, ya que, la textura almidonada del plátano es ideal para hacer este tipo de galletas.

Cortamos el plátano en rodajas y lo aplastamos con un tenedor.

 

2. Preparamos la remolacha

Colocamos la remolacha en un recipiente y la cortamos en pedazos para facilitar su triturado. La remolacha es una verdura que, además de su fascinante color, tiene multitud de beneficios para nuestra salud.

La introducimos en el vaso de la batidora y añadimos una cucharada de esencia de vainilla y otra de harina. Podemos utilizar harina de trigo o de avena.

galletas avena remolacha

Personalmente recomiendo utilizar harina de avena, pero, siendo consciente de que no siempre es fácil de encontrar, podemos utilizar la harina de trigo, con la que quedarán igual de bien las galletas.

 

3. Mezclamos el plátano y la remolacha

Con ayuda de una espátula o cuchara, retiramos la masa de la remolacha de la batidora y la vertemos directamente sobre el plátano machacado.

Removemos el plátano y la remolacha con ayuda de un tenedor hasta que ambos ingredientes queden perfectamente integrados.

Como podréis comprobar, el color de la remolacha se apodera del del plátano y nos queda una preciosa masa fucsia.

galletas avena remolacha

De forma opcional, podéis añadir una cucharada de azúcar, aunque, personalmente os recomiendo probar primero la masa y luego decidir. Si sois muy golosos y os gusta mucho el dulce, posiblemente añadiréis un punto extra de azúcar u otro edulcorante (que sea apto para ser horneado). Por el contrario, si os gusta el dulce en su justa medida, os bastará con el dulzor natural que aportan el plátano y la remolacha.

 

4. Añadimos los copos de avena y preparamos la mixtura

Añadimos la mezcla de remolacha y plátano a los copos de avena, y, nuevamente removemos todo con ayuda de un tenedor hasta ver que los ingredientes están perfectamente mezclados. De forma opcional podemos añadir un toque de canela molida a la mezcla. La canela es un ingrediente de esos que despiertan amores y odios a partes iguales, por lo que, si eres de los que no tienen especial simpatía por este condimento, simplemente omítela.

galletas avena remolacha

 

5. Damos forma a las gallegas veganas

Primeramente, encendemos el horno a 200º con calor por arriba y por abajo. Retiramos una de las bandejas del horno y colocamos papel vegetal por encima, ya que, será directamente sobre él, donde colocaremos las galletas.

Con ayuda de nuestras manos, damos forma a las galletas.

Para hacerlo recomiendo coger una cuchara y cargarla de masa y colocarla encima del papel vegetal. Repetimos el proceso hasta repartir la totalidad de la misma en varios montones.

Con el reverso de la cuchara aplastamos las galletas y, de forma opcional, podemos colocarles unas láminas de almendra por encima. Podemos colocar las almendras en todas las galletas, en ninguna o simplemente en las que queramos. Yo he optado por colocar mitad con almendras y mitad sin ellas.

galletas avena remolacha

Bajamos la temperatura del horno a 170º, metemos la bandeja con las galletas y horneamos durante unos 15-20 minutos (dependerá del calor que emita nuestro horno).

Transcurrido el tiempo indicado, apagamos el horno, retiramos las galletas, las colocamos en la encimera y dejamos que se enfríen.

 

6. Para finalizar

Esperamos al menos media hora antes de probarlas. Tal vez este paso sea lo más difícil de la receta, pero, la espera merecerá la pena. Podemos degustarlas en cualquier momento, pero las disfrutaremos especialmente si las catamos en el desayuno o en la merienda, acompañadas de un café con leche.

galletas avena remolacha

Soy Elena y mi hobby es la cocina y la gastronomía en general. Me encanta cocinar y probar recetas de diferentes culturas y zonas.

Deja un comentario