Guisantes con jamón

Los guisantes con jamón son uno de esos platos de toda la vida, una combinación clásica y sencilla que siempre funciona, tanto con adultos como con niños.

Es una receta ideal tanto para cenar, ya que es un plato con un alto aporte proteico, y que, además aporta muy pocas calorías. Además, los guisantes destacan por su alto poder saciante, por lo que no te quedarás con hambre.

Para poder disfrutar de este plato, deben gustarte sus dos ingredientes principales, los guisantes y el jamón. Así como el jamón es un embutido que suele gustar a todo el mundo, (incluso hay quienes no sabrían vivir sin él), los guisantes, por su parte, no gozan de la misma popularidad, ya que, o los odias, o los amas.

Muchas de esas fobias hacia los guisantes vienen desde nuestra niñez, ya que es una de las verduras favoritas de nuestras madres, la cual se empeñaban en darnos una y otra vez, y no es para menos, ya que son una de las legumbres con mayor aporte de vitaminas, potasio y fibra.

guisantes con jamon

En esta ocasión, para la receta de guisantes con jamón añadiremos huevo y cebolla. Personalmente le he añadido un toque de orégano porque me encanta este condimento.

La cebolla que utilizaré será la variedad vidalia, que se caracteriza por su sabor discreto. Es, junto a la cebolla blanca, la variedad ideal si buscas un toque sutil de sabor a cebolla.

El huevo combina a la perfección con el resto de ingredientes, y, además, aporta un extra de proteína al plato.

De todas cuantas formas podemos hacer esta receta, yo me quedo con la versión ensalada, ya que resulta más ligera y fresca. Los guisantes y el huevo serán los únicos ingredientes que irán cocinados y la cebolla, de forma opcional, llevará un toque de microondas.

Sigue leyendo la receta y quédate con este delicioso y saludable plato de siempre, que puede convertirse en el comodín ideal cuando busques un plato ligero y sencillo.

 

Ingredientes para hacer guisantes con jamon (2 personas)

  • 400 gr de guisantes
  • 150 gr de jamón serrano en tacos
  • 1 cebolla
  • 5 huevos pequeños
  • Orégano (opcional)
  • Ajo en polvo (opcional)

 

Como hacer guisantes con jamon paso a paso

1. Cocemos los huevos

Primeramente, colocamos una olla con agua al fuego e introducimos los 4 huevos en ella. Es importante que pongamos los huevos dentro del agua cuando esté fría, y no caigamos en el error de hacerlo cuando comience a hervir, ya que, de esta manera, evitaremos que la cáscara se rompa y no quede bien cocido.

Cuando el agua comience a hervir contamos unos 12 minutos, aunque el tiempo óptimo de cocción del huevo se sitúa entre los 8 y los 12 minutos. Todo dependerá de cómo nos guste, si lo queremos menos cocido con 8 minutos será suficiente, y si lo queremos bien pasado debemos esperar los 12 minutos. Mientras esperamos a que se cuezan los huevos podemos preparar la cebolla, pero una vez haya transcurrido el tiempo indicado, los retiramos del agua con ayuda de unas pinzas o espumadera y los colocamos en un cuenco con agua fría. Este paso es importante ya que, el agua fría corta la cocción y, además nos aseguramos de que cuando vayamos a pelarlos no estén calientes y los podamos manipular con facilidad.

 

2. Preparamos la cebolla

Pelamos la cebolla retirándole la piel con ayuda de un cuchillo. La partimos por la mitad y la cortamos en juliana.

En este caso he escogido una cebolla vidalia. Esta variedad de cebolla es de sabor dulce y suave, por lo que aportará un ligero toque de sabor a nuestro plato, sin robarle ni una pizca de protagonismo a los guisantes y al jamón.

Reservamos en un bol aparte.

guisantes con jamon cebolla

 

3. Preparamos los guisantes

Es el turno de los guisantes. Colocamos 200 gr de guisantes en un bol y añadimos una cucharada de aceite de oliva virgen extra (AOVE), una cucharada de agua y metemos al microondas. Esta cantidad es indicada para una persona.

Es importante que el plato que utilicemos sea apto para el microondas, ya que, para cocinar los guisantes de este modo pondremos el micro al máximo de potencia.

Debemos ajustar los tiempos en función de la cantidad utilizada y de la potencia del micro. Para unos 200 gr de guisantes, llegará con unos 5 minutos de micro. Repetimos el proceso según el número de comensales. Si el plato está pensado para dos, como es el caso que os planteo, es preferible meter los guisantes al microondas en dos tandas, con la mitad de cantidad (200 gr) y no hacer una sola de 400 gr con el doble de tiempo, ya que el resultado es mejor optando por la primera opción.

guisantes jamon

Si no disponemos de microondas, o si simplemente preferimos hacerlos hervidos, pondremos una olla al fuego. Añadiremos agua, un chorro de aceite de oliva virgen extra y una pizca de sal. Cuando comience a hervir, añadiremos los guisantes y esperaremos unos 9 minutos antes de retirarlos. Escurrimos los guisantes y los colocamos en un cuenco. Dejamos que se enfríen durante unos 10 minutos y repartimos directamente sobre los platos que utilizaremos para servir.

 

4. Mezclamos los guisantes y la cebolla

Colocamos los guisantes en los platos que serán servidos. Mezclamos los guisantes con la cebolla y añadimos un toque de orégano y ajo en polvo. Removemos bien los cuatro ingredientes y reservamos.

guisantes jamon

 

5. Picamos el huevo cocido

Es hora de preparar el huevo. Primeramente, quitaremos la cáscara. Debemos tener cuidado de que no queden restos de cáscara pegados a la yema del huevo, por lo que es recomendable, una vez limpios, darles un toque de agua de grifo.

Cortamos cada uno de los huevos en pequeños trozos, sirviéndonos de la ayuda de un cuchillo o de alguna otra herramienta.  Mezclamos el picadillo de huevo con los guisantes y removemos bien la mezcla.

huevo cocido jamon

 

6. Añadimos el jamón al resto de los ingredientes

Añadimos unos 75 gr de tacos de jamón serrano por plato y removemos bien hasta que queden bien mezclados los ingredientes. En mi caso, no he cocinado el jamón, ya que me gusta su sabor sin guisar, pero si lo prefieres, puedes saltearlo un par de minutos en una sartén.

Si te está gustando la receta, pero no acaba de convencerte el jamón y buscas otra alternativa puedes utilizar taquitos de bacon. Es una opción mucho más calórica, ya que el jamón serrano tiene en torno a 150 kcal por 100 gramos, y el bacon unas 550 por cada 100 gramos.

guisantes jamon

Los guisantes con jamón son una receta sencilla de elaborar, hasta para los más negados en cocina. Además, puede sacarte de más de un apuro, especialmente en esos días en los que no sabes que hacer de comer y se te agotan las ideas.

Pese a su sencillez, los guisantes con jamón son, a la vez, un plato muy versátil, ya que puedes cocinarlos de diferentes formas, incluso suprimir ingredientes, como la cebolla y el huevo, o hacer variaciones, como utilizar jamón cocido o jamón de pavo en vez de jamón serrano.

Deja un comentario