Hummus de espinacas y queso

hummus de espinacas y queso

El hummus es un plato típico de países de Oriente Medio aunque también goza de gran popularidad en otros lugares, como en Grecia.

La receta original está hecha a base de garbanzos cocidos, zumo de limón y tahini, sin embargo, el hummus admite tantas variaciones en su receta como queramos, ya que, cada vez es más típico ver hummus hecho con otras legumbres como hummus de lentejas o hummus de habas, sin olvidarnos de su versión oriental, el hummus de edamame o también hummus donde simplemente se le añade a la receta original otros ingredientes que complementen su sabor.

Este plato, que por sus ingredientes goza de especial popularidad en dietas veganas y dietas vegetarianas, es sencillo y muy rápido de preparar además de que aporta un gran valor nutricional, ya que el hummus es rico en calcio, en fibra, además de carbohidratos de bajo índice glicémico.

El hummus se sirve normalmente frío, y está pensado para dippear, por lo que es una excelente opción servirlo como primer plato o aperitivo.

Normalmente se sirve acompañado de pan de pita (que se emplea para mojar) aunque también nos sirve cualquier otro tipo de pan o incluso verduras cortadas en tiras como apio o zanahoria.

El hummus de espinacas y queso es una opción fácil, rápida y sencilla para hacer, especialmente ahora en verano.

En esta ocasión, el hummus conservará un toque del sabor original (ya que no renunciaremos a los ingredientes originales) sin embargo éste, se verá realzado por el sabor de las espinacas y el queso.

  • Tiempo de preparación10 min
  • Tiempo total10 min
  • Energia190 cal
  • Coste total8 €
  • Coste por ración1 €
  • Cocina
    • Árabe
    • Oriental
    • Mediterránea
    • Griega
    • Turca
  • Tipo
    • Aperitivo
    • Primer plato
  • Utilizable para dieta
    • Baja en sal
    • Vegetariana
    • Vegana

Ingredientes:

  • 100 gr de espinacas
  • 900 gr de garbanzos cocidos (2 botes medianos)
  • 250 gr de queso feta
  • 1 limón grande
  • 4 cucharadas de tahini
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pizca de sal
  • pan de pita (o cualquier otro tipo de pan)

Elaboración

Preparamos los garbanzos

1

Colocamos los garbanzos cocidos en un escurridor y los ponemos debajo del grifo.
Los lavamos bien y los colocamos en la picadora.

2

Para esta receta he optado por comprar los garbanzos directamente cocidos (los puedes encontrar en prácticamente cualquier supermercado) ya que el ahorro de tiempo es considerable, sin embargo, también puedes optar por comprar los garbanzos al natural (sin cocer) para hacer el hummus de espinacas y queso, sin embargo, aunque ganas un punto de sabor, has de tener en cuenta que también el tiempo que te llevará realizar la receta será mayor ,ya que deberás dejarlos al menos durante 5 horas a remojo más el tiempo de cocción, que dependerá del tipo de olla que utilices( unos 20 minutos si utilizas olla a presión, y unos 100 minutos si utilizas una olla normal).

Añadimos las espinacas

3

Lavamos las hojas de espinaca y las escurrimos bien. 

Añadimos las hojas de espinaca a la picadora junto a los garbanzos y trituramos durante un par de minutos hasta mezclar perfectamente ambos elementos.

Añadimos sal y limón

4

Escurrimos un limón y añadimos todo su jugo a la mezcla de garbanzos y espinacas.

Añadimos una pizca de sal

Si queremos condimentar más nuestro hummus de espinacas y queso también podemos añadir un toque de pimienta negra.

Si queremos darle a la receta un toque más exotico podemos sustituir el zumo de limón por el de una lima grande.

Añadimos el tahini

5

Añadimos las cuatro cucharadas de tahini y trituramos todo.

En el supermercado seguramente encontréis tahini o pasta de sésamo de dos tipos, tahini blanco y tahini integral.

El tahini blanco está hecho con las semillas de sésamo crudas. Es de color beige y su textura es más cremosa que la del tahini integral.

El tahini integral es de color marrón medio ( un color similar al dulce de leche). Es el más utilizado.

Añadimos el queso feta

6

Finalmente añadimos el queso feta a la mezcla.

El queso feta es un queso que goza de gran popularidad en países como Grecia, donde es especialmente apreciado. De sabor intenso y cremoso, será el encargado de aportarle a nuestro hummus un punto extra de cremosidad y sabor.

Toque final

7

Pelamos los dientes de ajo y los añadimos a la mezcla.

Trituramos todo hasta que quede un puré homogéneo.

A disfrutar

8

Ahora solo queda servir y disfrutar.

Retiramos toda la mezcla de la picadora con ayuda de una cuchara, y, colocamos directamente sobre el cuenco en el que vayamos a degustar el hummus.

En esta ocasión he optado por disfrutar el hummus de espinacas y queso feta dippeando pero también lo puedes degustar de cualquier otra forma que se te ocurra: en sandwich, en tosta, como acompañante de carnes y pescados etc.

Deja un comentario