Hummus de espinacas – Receta original

El hummus es uno de esos platos que, una vez que llegan a nuestras mesas, se convierte en un habitual, ya que, es ideal tanto para dippear, como para acompañar a carnes y pescados o para tomar untado en sándwich o tosta.

El hummus original es una receta muy popular en Oriente Medio, aunque muy consumida también en otros puntos como en Palestina, Turquía, Líbano o Israel, sin embargo, su origen parece estar en el Antiguo Egipto.

hummus espicanas

La receta original está formada por garbanzos cocidos, tahini, jugo de limón, ajo y sal. Sin embargo, todas las recetas han sufrido modificaciones a lo largo de su historia y, el hummus, no se ha librado de ellas. Hoy en día es fácil encontrar hummus de otros sabores, como remolacha, espinacas, acelga o zanahoria.

En esta ocasión, elaboraremos hummus de espinacas, una opción diferente para consumir esta verdura, más acostumbrada a protagonizar ensaladas, cremas y potajes.

Las espinacas son una de las verduras más interesantes que nos podemos encontrar, y no siempre las tomamos con la asiduidad que deberíamos.

Su valor nutricional es muy interesante ya que, contienen vitaminas del grupo A, C, E y B6, además de minerales y folatos.

Son ricas en magnesio y en hierro no hemo, el cual se absorbe con más dificultad que el hierro hemo (origen animal), pero que sigue siendo una excelente opción para aquellos que siguen una dieta sin consumir carnes animales, como la vegana o la vegetariana.

Las espinacas también son ricas en fosforo, potasio, fibra, y, además, tienen muy pocas calorías y son bajas en hidratos de carbono, por lo que son una ideales para dietas en las que se busca bajar de peso, ya que, además, tienen un fuerte poder saciante.

Además de las espinacas, necesitaremos, como no puede ser de otra forma, garbanzos cocidos, que son el pilar de esta receta.

Podéis utilizar garbanzos de la variedad y tipo que queráis. Además, esta receta admite tanto garbanzos de bote de los que ya vienen, o, garbanzos secos que necesitan hidratación previa y posterior cocción.

hummus espicanas

Personalmente, me inclino en esta ocasión, por utilizar los que ya vienen cocidos. De este modo, nos ahorraremos muchísimo tiempo en la cocina.

También necesitaremos tahini, aunque, si no lo encontramos, podemos comprar semillas de sésamo y hacerlo en casa.

El jugo de un limón será el encargado de darle el punto de acidez necesario al plato, ya que, es también parte imprescindible del hummus. Aunque, si queréis darle un regusto diferente a la receta, podéis optar por utilizar el zumo de una lima madura. Personalmente soy muy fan de la lima, aunque, en este caso, me tira más usar el zumo de limón.

En cuanto al ajo, podéis suprimirlo, utilizar un diente o dos. Todo dependerá de vuestro propio gusto por esta controvertida hortaliza y de la intensidad que busquéis en el hummus.

Por último, y solo si queréis un extra de cremosidad, necesitaremos un yogurt vegano (recomendable si os gusta su sabor o si estáis siguiendo una dieta vegana) o un yogurt normal.

Personalmente, he utilizado un par de cucharadas de un yogurt de soja y me ha encantado como ha quedado el hummus con este ingrediente.

La sal y la pimienta son parte esencial de gran infinidad de platos y este hummus de espinacas no es una excepción, por lo que debes tenerlas a mano.

Otros ingredientes con los que podemos contar si queremos darle un toque diferente al plato son unas hojas de menta o una ramita de cilantro fresco. De utilizarlas, es recomendable hacerlo por separado.

Para disfrutar de este hummus de espinacas, te recomiendo adquirir pan de pita y o si no, otra buena opción es dippear con tortillas de maíz o crudités de verduras.

Ponte manos a la obra y disfruta de esta sencillísima receta que, tan sólo te llevará 10 minutos hacerla y, con la que, podrás disfrutar de un dippeo diferente.

Si eres fan del hummus, te recomiendo que leas también mi receta de hummus de remolacha, donde todo el Pink Power de la remolacha se apodera de la receta tradicional del hummus, para cargarlo de sabor y colorido.

 

Ingredientes para hacer hummus de espinacas

  • 400 gr de garbanzos cocidos
  • 150 gr de espinacas
  • Semillas de sésamo
  • Aceite de girasol
  • Sal y pimienta
  • Dientes de ajo (entre 1 y 2)
  • Un yogurt
  • Sal y pimienta
  • Una ramita fresca de cilantro o unas hojas de menta (opcional)
  • Yogurt vegano o yogurt normal (opcional)

 

Como hacer hummus de espinacas

1. Preparamos los garbanzos

Primeramente, necesitamos tener listos los garbanzos.

Podemos utilizar garbanzos de los que ya vienen cocidos ya que, de esta forma nos ahorraremos muchísimo tiempo en la cocina y la receta quedará igualmente bien. El único paso que no nos debemos saltar es su lavado, por lo que, debemos retirar los garbanzos del bote, colocarlos sobre un escurridor y lavarlos bien. De esta forma, eliminaremos, líquido en el que vienen conservados.

Sin embargo, si prefieres utilizar garbanzos secos, debes hidratarlos previamente en agua, durante al menos 8 horas, para luego cocerlos y enfriarlos.

garbanzos hummus espinacas

 

2. Preparamos el tahini

En un cuenco o recipiente ponemos 2 cucharadas de semillas de sésamo, junto a 2 cucharadas de aceite de girasol y una pizca de sal. Mezclamos los tres ingredientes para posteriormente triturarlos en un procesador de alimentos o picadora, hasta obtener una masa como la de la foto.

De forma opcional, podemos tostar previamente las semillas de sésamo. Para ello, os recomiendo colocar una sartén al fuego, añadirle un chorrito de aceite y limpiarlo con un papel de cocina, ya que, para hacer este paso, la sartén sólo necesita estar mínimamente engrasada.

garbanzos hummus espinacas

Cuando esté caliente, añadimos las 2 cucharadas de semillas de sésamo y las salteamos durante 1 o 2 minutos.

 

3. Preparamos el hummus de espinacas

Para preparar este plato es aconsejable contar con una batidora de vaso. Si tienes sólo la batidora de mano, no te preocupes, ya que, aunque el proceso es un poco más laborioso, también sirve y podrás disfrutar igualmente del hummus.

Colocamos los ingredientes dentro del vaso de la batidora. El orden de los factores no altera el producto, aunque, personalmente, prefiero colocar primero las espinacas, luego el tahini, junto al ajo pelado, una pizca de sal, los garbanzos y, finalmente,  el jugo de limón.

garbanzos hummus espinacas

También es el momento de añadir un toque de pimienta y la menta o el cilantro, en el caso de que nos hayamos decidido a utilizarlos.

Encendemos la batidora y trituramos todo durante un par de minutos. Si vemos que nos está quedando muy pastoso podemos añadirle un chorrito de agua.

De forma opcional, podemos añadirle dos cucharadas de yogurt.

Apagamos la batidora y comprobamos que el hummus de espinacas está bien de sabor y, en caso contrario, hacemos los ajustes necesarios.

 

4. Para terminar nuestro hummus de espinacas

Con ayuda de una cuchara, retiramos el hummus de espinacas del vaso de la batidora y lo colocamos directamente sobre el recipiente en el que será servido.

Os recomiendo utilizar un cuenco hondo y vistoso, para que nuestro hummus de espinacas luzca a las mil maravillas.

Lo dejamos reposar en la nevera hasta el momento previo a su consumo.

Para acompañar el hummus de espinacas te recomiendo hacerlo con pan de pita, tortillas de trigo, con pan para dippear o con crudités de verduras. Sin embargo, yo lo he untado sobre una tosta de pan centeno y una loncha de pavo y estaba realmente espectacular, por lo que, cuando hago esta receta, siempre necesito volverlo a tomar de esa manera.

garbanzos hummus espinacas

Soy Elena y mi hobby es la cocina y la gastronomía en general. Me encanta cocinar y probar recetas de diferentes culturas y zonas.

Deja un comentario