Manzanas asadas al horno

Seguramente alguna vez has sufrido esta tremenda lucha interna: cuando por un lado se encuentran tus ganas de cuidarte y consumir comida sana, y por otro, tus insaciables ansias de disfrutar de un buen postre o plato dulce. Las manzanas asadas al horno son el punto intermedio: una opción excelente para matar el gusanillo sin tener que recurrir a postres hipercalóricos.

Las manzanas asadas al horno son un plato dulce, pero a la vez sano y muy saciante. Además, es una receta rápida de preparar, por lo que no tendrás que esperar una eternidad para matar el hambre.

manzanas asadas

Este plato es una excelente idea para consumir los días de invierno, en los que el frío aprieta y especialmente apetecen sopas, caldos y platos horneados.

Para poder disfrutar de esta receta, hay una condición indispensable, y es que deben gustarte las manzanas asadas. Además, la avena, ya que es el ingrediente que vamos a añadir para darle un toque diferente al plato de siempre.

Esta receta es una nueva versión de las manzanas asadas de toda la vida, pero en su versión rellena, ya que colocaremos en el interior de las manzanas la avena, canela y azúcar moreno. El cuarto ingrediente que utilizaremos para el relleno será la mantequilla, por lo que, si queremos reducir aún más el aporte calórico de esta receta, podemos sustituirla por yogur griego.

Es cierto que la avena aportará calorías extra a este plato, sin embargo, es una idea sensacional si queremos tomar un tentempié o una merienda para llenarnos. La avena es uno de los alimentos más saciantes que existen, por lo que no necesitaremos mucha cantidad para matar el hambre. Seguramente con una manzana rellena por persona será suficiente.

manzana asada

Para esta receta, la manzana más utilizada es la reineta. Aunque su aspecto no es el mejor, si es la variedad de manzana que más se presta para hacer al horno. Sin embargo, también hay otras variedades aptas como la manzana Pink lady o la manzana royal gala.

Si te ha gustado lo que has leído, solo queda ponerse manos a la obra y en menos de lo que te imaginas tendrás listo este exquisito plato.

 

Ingredientes para hacer manzanas asadas al horno

  • 8 manzanas pequeñas o 4 grandes
  • 1 taza de copos de avena
  • 1 cucharada de mantequilla (la utilizaremos para engrasar el recipiente)

 

Ingredientes para el relleno de las manzanas

  • 50 gr de mantequilla o 1 yogur griego
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • El zumo de 1 limón o naranja (al gusto)
  • 2 cucharadas de azúcar moreno

 

Ingredientes para adornar las manzanas asadas

  • Helado de vainilla (recomendación)
  • Helado de mandarina (al gusto)
  • Nata montada

 

Como hacer manzanas asadas al horno

1. Precalentamos el horno antes de meter las manzanas

Encendemos el horno a 200 º con calor por arriba y por abajo. Es importante hacer este paso al principio ya que, las manzanas asadas son un plato rápido de hacer, y, de esta forma nos aseguramos tener el horno a suficiente temperatura una vez terminemos de preparar la fruta. También es aconsejable tener a mano un par de manoplas siempre que vayamos a cocinar en el horno, ya que así evitaremos caer en la tentación de coger la comida recién horneada directamente con las manos y quemarnos.

 

2. Preparamos las manzanas

Lavamos y secamos las manzanas. Con ayuda de un cuchillo, las descorazonamos, procurando no romperlas. Tratamos de retirarles 1/3 aproximadamente de la pulpa.

manzanas asadas

Rociamos sobre las manzanas el zumo de un limón o, si lo preferimos, zumo de naranja. Particularmente me inclino más por la segunda opción, ya que me encanta la mezcla de la canela y la naranja.

 

3. Preparamos el recipiente para el horno

Con ayuda de un pincel de cocina, pintamos el recipiente apto para el horno con mantequilla. No es necesario utilizar una cantidad excesiva de mantequilla, pero si es necesario e importante que cubramos bien todos los rincones del recipiente.

Mezclamos en un cuenco azúcar moreno y canela y, con ayuda de una cuchara, esparcimos la mezcla por el recipiente pintado con la mantequilla.

Colocamos las manzanas en el recipiente y reservamos.

manzanas horno

 

4. Preparamos la avena

En un bol aparte, colocamos la avena y añadimos una cucharadita de canela y el azúcar moreno. Las cantidades son orientativas, sin embargo, aconsejo no añadir más de una cucharadita de canela y 1 cucharadita de azúcar (quizás, si eres muy goloso, debas añadir dos).

avena manzanas asadas

Mezclamos bien los tres ingredientes y añadimos la mantequilla. Removemos bien hasta mezclar todos los ingredientes. Si no eres muy fan de la mantequilla puedes usar nata o incluso, si buscas una receta más healthy puedes añadir yogurt griego. Cualquiera de los tres ingredientes da lugar a unas manzanas asadas al horno exquisitas.

 

5. Rellenamos las manzanas y las metemos en el horno

Una vez hayamos mezclado homogéneamente todos los ingredientes es hora de rellenar las manzanas. Con ayuda de una cuchara rellenamos todas las manzanas hasta la cima.

manzanas asadas receta

Dependerá del calor que emita tu horno, y del tamaño que tengas las manzanas, pero han de pasar asándose entre 25 y 40 minutos.

¿Como saber cuándo están listas tus manzanas asadas? Debes atender a su aspecto y cuando veas que éstas adquieren un aspecto rugoso y dorado significará que ya cocinadas.

Apaga el horno y deja la puerta entreabierta para que se enfríen las manzanas.

Mientras esperas, puedes disfrutar del tremendo olor que invadirá tu casa… ese aroma inconfundible a recién horneado que dejan las manzanas es increíble, realmente único y lo disfrutarás como nunca.

 

6. Para terminar, servimos las manzanas

Para finalizar, retira con cuidado la bandeja del horno. No te dejes llevar por tus ansias de probar las manzanas asadas y no cometas la imprudencia de no utilizar manoplas a la hora de retirar la bandeja.

Con ayuda de una cuchara y de tus manos, coloca las manzanas en el plato que vayas a servir y a disfrutar. Mi recomendación es que las sirvas con una bola de helado de vainilla, ya que es el que mejor combina con este postre, pero también soy muy fan de servirlas con helado de mandarina o naranja. Para los más glotones, puedes servirlas con un toque de nata montada extra, que, además, nunca viene mal tenerla a mano.

manzanas asadas

Ahora solo queda disfrutar de este plato dulce tan especial, ideal para los que busquen un postre sencillo, rápido y saciante. Seguro que repetirás.

Deja un comentario