Pico de gallo – Receta casera

Si eres de los que disfrutan probando comidas nuevas, y te apasionan los sabores y platos exóticos, seguramente habrás oído hablar del pico de gallo.

Pese a que no está muy claro el origen de su nombre, hay quienes dicen que el pico de gallo se llama así por la forma en que sus ingredientes están cortados, como si los hubiese “picado un gallo”.

pico de gallo

El pico de gallo es una especie de vinagreta típica de la cocina mexicana, que se utiliza para complementar multitud de platos tanto mexicanos, como los nachos, quesadillas o tacos, pero también, para pulir cualquier otro que se preste, como el salpicón o diferentes ensaladas.

El pico de gallo es el complemento ideal, ya que no sólo sirve como guarnición de multitud de recetas, sino que añade un toque de sabor y frescura especial que encandila a todo el mundo.

Los ingredientes del pico de gallo son sencillos y están alcance de cualquiera, ya que, los más utilizados son el tomate, la cebolla y el pimiento verde. Normalmente, esta mezcla se completa con cilantro fresco, cebollino y zumo de lima. Si el resultado que se busca es un pico de gallo picante, se le añade a la mezcla jalapeño.

picodegallo2 scaled

También existen versiones de pico de gallo con frutas, como el mango, la sandía o el melón, bien intercaladas con los ingredientes originales de la receta, o bien en solitario.

En este caso, os explicaré como elaborar el pico de gallo más sencillo, que será el que combine con todo. Los ingredientes principales son el tomate, la cebolla y el pimiento verde.

En cuanto al tomate, debemos utilizar un tomate duro. Es importante que el tomate no esté blando y tenga consistencia suficiente ya que, de lo contrario, se espachurrará y el resultado final del pico de gallo no será el deseado.

Dentro de las variedades más idóneas para realizar la receta se encuentran el tomate pera, el tomate raf o el tomate de rama.

En cuanto a la variedad de cebolla elegida, dependerá del resultado final que busquemos en nuestro pico de gallo. Si deseamos obtener una receta con un toque picante, la variedad de cebolla que debemos utilizar es la cebolla morada, con un sabor más marcado y con la nota picante más acentuada.

Si buscamos un sabor más suave, la cebolla vidalia es una opción ideal, ya que gozan de un sabor ligero y dulce. La cebolla blanca también es una opción ideal, ya que su textura crujiente y su sabor suave la convierten en la candidata excelente para formar parte de cualquier receta con ingredientes crudos.

pico gallo

Por su parte, la mejor variedad de pimiento para realizar esta receta es el pimiento italiano. Este pimiento es fácilmente reconocible por su piel de color verde claro y su cuerpo alargado.

El pimiento italiano es ideal para platos crudos, como el pico de gallo, ya que su textura fina y su sabor ligero hacen que su presencia se note en el paladar, pero sin restarle un ápice de protagonismo al resto de ingredientes.

El resto de ingredientes que formarán nuestra receta de pico de gallo son el cilantro, el cebollino y la lima. La combinación de estos tres ingredientes aportará ese toque exótico y tan característico de la cocina mexicana.

 

Ingredientes para hacer pico de gallo casero

  • 2 cebollas
  • 2 pimientos italianos
  • 2 tomates duros
  • 20 gramos de cilantro
  • 20 gramos de cebollino
  • 1 lima
  • Aceite de girasol

 

Como elaborar pico de gallo casero

1. Preparamos la cebolla

Retiramos las capas de la cebolla y la partimos por la mitad, para que de esta forma nos sea más fácil picarla.

En cuanto a la variedad de cebolla, personalmente me he decantado por la vidalia, ya que buscaba una cebolla de sabor suave y con un toque dulce, pero también hay otras especies aptas para hacer el pico de gallo.

receta pico de gallo

Para picar la cebolla podemos servirnos de la ayuda de algún utensilio como un picador de cebolla. De esta forma, agilizaremos el tedioso proceso de picar esta peculiar verdura.

Una vez hayamos troceado la cebolla, reservamos en cuenco o bol aparte.

 

2. Preparamos el tomate

Lavamos y secamos los tomates. Retiramos, con ayuda de un cuchillo, los restos de raíz de tomate, y partimos cada pieza por la mitad.

Picamos cada una de las mitades en tiras. Para ello podemos valernos de alguna herramienta. En este caso utilicé el mismo picador de cebolla.

pico de gallo

Picamos las tiras de tomate de forma opuesta a la que han sido anteriormente cortadas, formando pequeños trozos. Es importante que éstos sean lo más pequeños y uniformes posibles.

 

3. Preparamos el pimiento

Lavamos y secamos los pimientos. Con ayuda de un cuchillo, retiramos la parte del rabillo (restos de tallo) y partimos el pimiento por la mitad. Retiramos todas sus pepitas.

Partimos el pimiento en tiras gruesas y retiramos las partes blancas interiores, ya que pueden aportar amargor al plato.

pico de gallo

Partimos cada una de esas tiras gruesas en tiras lo más finas posibles, y cortamos en cuadraditos, tratando que nos queden similares unos de otros.

Colocamos los trozos de pimiento cortado en el mismo cuenco que la cebolla y el tomate.

 

4. Mezclamos los ingredientes del pico de gallo

Removemos bien los tres ingredientes con ayuda de una cuchara y añadimos un chorrito de aceite de girasol. Normalmente no utilizo aceite de girasol para recetas crudas, pero en este caso, al tener un sabor casi inapreciable, se convierte en el idóneo para complementar este plato.

Añadimos el zumo de una lima madura, una pizca de sal y removemos bien la mezcla.

pico de gallo

Si no tenemos lima, podemos utilizar el zumo de un limón maduro, sin embargo, el pico de gallo con lima es insuperable, ya que le da ese toque que marca la diferencia.

 

5. Añadimos el cilantro y el cebollino

Directamente, sobre el resto de ingredientes ya preparados, cortamos el cebollino con ayuda de un cuchillo o tijera. Lo ideal es hacerlo con una tijera, ya que resulta más sencillo y rápido. Sin embargo, si no tienes más remedio que hacerlo con un cuchillo, trata de ser paciente, y que los trozos de cebollino sean lo más pequeños posible.

pico de gallo

Cortamos el cilantro con ayuda de un cuchillo o tijera, también directamente sobre la mezcla y removemos todos los ingredientes, hasta formar un mejunje en el que queden perfectamente integrados.

Reservamos la mezcla en la nevera durante al menos 20 minutos antes de utilizarla.

cilantro cebollino

El pico de gallo no sólo añadirá un toque de color al plato elegido, sino que se convertirá en el complemento que muchos platos necesitan. Además de utilizarlo en nachos, guacamole y quesadillas, deja volar tu imaginación y atrévete a utilizarlo en otras recetas, como ensaladas o como guarnición de carnes y pescados.

pico de gallo receta tradicional

Deja un comentario