Pimientos rojos asados en conserva

Es una de las conservas más socorridas y solicitadas que existen, ya que, añaden un punto de sabor y calidad a multitud de platos, especialmente, acompañando a carnes y pescados.

Los pimientos rojos asados también sirven para elaborar tapas y otros entrantes, y, en muchos, marcan la diferencia, como en el caso de la ensaladilla rusa, donde se agradece especialmente que estén presentes entre sus ingredientes.

pimientos rojos asados

Sin embargo, aunque en el mercado hay infinidad de conservas que ofrecen unos excelentes pimientos asados, nunca tendrán la calidad y el punto especial de los que hacemos en casa.

Esta receta es muy agradecida, ya que, pocas recetas dan tanto por tan poco. Es fácil y rápida de hacer y, además, queda riquísima.

Para elaborar este plato, necesitaremos pimiento, como es evidente. La variedad que utilicemos será la que más nos guste, ya que, de esta forma, es como más disfrutaremos del plato.

Las variedades más utilizadas son el pimiento de piquillo, el morrón y el lamuyo.

El pimiento rojo es muy nutritivo, y su sabor resulta más dulzón que el del pimiento verde.

Es un alimento hipocalórico y es rico en vitaminas del grupo A y C. También tiene un alto contenido en betacarotenos y licopeno (un antioxidante muy potente).

pimientos rojos asados en conserva

Otros ingredientes que necesitaremos para elaborar esta receta son aceite de oliva virgen extra, 3 dientes de ajo, romero, orégano u otras hierbas aromáticas que nos gusten, azúcar, sal y pimienta. Es importante que utilicemos un aceite de calidad, ya que, eso también se verá reflejado en el plato y en el sabor del mismo.

El romero y el orégano serán los encargados de perfumar los pimientos y realzar su sabor. El orégano es una de mis especias favoritas, y, además, soy de las que piensan que combina con casi todo, sin embargo, el romero sube el plato de categoría ya que, le proporciona un aroma distinguido y un punto extra de elegancia.

El ajo es un ingrediente que allá por donde pasa se nota su presencia, y es que, tiene un fuerte sabor, que o lo amas o lo odias. Personalmente, soy de esas personas que aman el ajo, pero, si no te gusta, puedes omitirlo.

Otros ingredientes que también le quedan bien a esta receta son el tomillo o un toque de cardamomo. También necesitaremos azúcar (si, como lo oyes), que será el encargado de darle un regusto dulzón al plato.

Por último, también necesitaremos un tarro, preferiblemente de cristal, que tenga cierre hermético. De esta forma, podremos conservar los pimientos y guardarlos varios días dentro del frigo.

A diferencia de otras recetas, en ésta, no utilizaremos el horno, sino el microondas. Esta decisión se basa en que, el procedimiento es mucho más rápido y cómodo, y, además, se gasta menos, ya que el microondas consume muchísima menos energía que el horno.

Sigue leyendo y descubre como hacer esta sencillísima receta que te sacará de más de un apuro y que te servirá de guarnición improvisada en más de una ocasión.

 

Ingredientes para hacer pimientos rojos caseros asados en conserva

  • Unos 500 gr de pimiento rojo
  • Aceite de oliva
  • 2 ramitas de romero fresco
  • orégano
  • Ajo 3 dientes
  • Sal y pimienta

 

Como elaborar pimientos rojos caseros asados en conserva:

1. Preparamos los pimientos

Lavamos el pimiento y lo secamos con un paño. Como es un ingrediente que consumiremos sin pelar, debemos lavarlo a conciencia, para que, de esta forma, eliminemos de forma efectiva posibles restos de pesticidas y otros productos.

Colocamos el pimiento sobre una tabla de cortar y le retiramos los restos de tallo. Lo abrimos por la mitad y lo cortamos perpendicularmente en pedazos. Retiramos las semillas y las partes blancas, ya que, dan amargor al plato.

Cortamos el pimiento en finas tiras, tal y cómo se muestra en la fotografía, y lo colocamos en un recipiente apto para el microondas.

pimientos rojos asados

 

2. Asamos los pimientos

Añadimos un chorro generoso de aceite de oliva sobre los pimientos. Es importante utilizar un aceite de calidad ya que, de esta forma, el plato nos quedará realmente espectacular. También podéis utilizar otro aceite, aunque el plato no tendrá el mismo acabado ni regusto.

Añadimos una cucharada rasa de azúcar. También una pizca de sal, pimienta y el orégano.

Con un tenedor, removemos los pimientos para que se impregnen bien con el aceite y los demás ingredientes. Los metemos en el microondas a temperatura alta durante unos 8 minutos.

El tiempo es relativo, en mi micro lleva unos 8 minutos, pero todo dependerá de la calor que emita el tuyo, por lo que, lo mejor es que, cuando pasen unos 6 minutos compruebes como están. Tienen que quedar blanditos.

pimientos rojos asados

 

3. Montamos el tarro de conserva

Retiramos el plato del micro, con cuidado de no quemarnos y dejamos que se templen.

Mientras tanto, pelamos los 3 dientes de ajo y los cortamos por la mitad, ya que, de esta forma, soltarán dentro del bote todo su aroma, por lo que, nos quedarán unos pimientos más sabrosos y perfumados.

Con unas pinzas de cocina o con un tenedor, colocamos los pimientos dentro del bote de cristal y añadimos el ajo y el romero.

Añadimos el aceite hasta cubrir totalmente los pimientos. Cerramos el bote y dejamos dentro de la nevera, al menos un día antes de consumirlos.

pimientos rojos asados

 

4. Para hacer mermelada, paté y hummus

A partir de esta receta, puedes hacer otras muchas que son igual de deliciosas y recomendables.

Si quieres probar a hacer una sorprendente mermelada de pimientos, te recomiendo dejarlos macerando dentro de la nevera al menos 3 días. Los retiras del frigo, los colocas en la batidora y los trituras. Pruebas el punto de dulzor y, si no está a tu gusto, puedes añadir una cucharadita de azúcar extra.

Para hacer paté de pimientos asados, puedes añadirle una cucharada de queso en crema estilo Philadelphia a los pimientos y triturar todo, hasta obtener una mezcla cremosa. Este plato es ideal para untar en tosta y acompañarlo de salmón o atún.

Si lo tuyo es el hummus, te recomiendo que pruebes el hummus de pimientos, y, esta es una ocasión ideal para ello, ya que tienes medio camino hecho. Simplemente, añade a los pimientos una cucharada de tahini, zumo de limón y garbanzos. Tritura todos los ingredientes y listo.

Simplemente deja volar tu imaginación y disfruta de una conserva de siempre, pero con la magia y encanto de los platos y recetas hechos en casa.

pimientos rojos asados

Soy Elena y mi hobby es la cocina y la gastronomía en general. Me encanta cocinar y probar recetas de diferentes culturas y zonas.

Deja un comentario