Pollo al curry

El pollo al curry es un plato tan sencillo como delicioso. Es un plato compuesto por pollo, arroz y salsa de curry cremosa. Es una receta apta incluso para los negados en cocina, ya que, es muy fácil y rápida de elaborar, ya que, en menos de 10 minutos puedes tener esta receta de pollo al curry. Es una receta típica de la mayoría de países asiáticos, y especialmente consumida en la India.

pollo al curry

Sus ingredientes son simples, económicos y de fácil acceso. En esta ocasión, os presento la “versión express “del pollo al curry, ya que el objetivo es tener un plato delicioso, listo en poco tiempo y de fácil elaboración, sin embargo, hay otras versiones más elaboradas que incluyen entre sus ingredientes tomate triturado, ajo o cebolleta.

Si eres de los que aman los sabores intensos y exóticos, esta receta seguramente te enamorará, sin embargo, es preferible no consumirla como cena, sobre todo si es la primera vez que la pruebas, ya que puede resultar demasiado fuerte.

El pollo es uno de los pilares de este sencillo plato. En esta ocasión, he utilizado contramuslo deshuesado, pero podéis utilizar otras partes como la pechuga, muslos o incluso alitas. Es recomendable que tengáis a mano unas tijeras de cocina para trocear el pollo.

El arroz en este plato actúa como una guarnición imprescindible. Podemos utilizar la clase de arroz que más nos guste, sin embargo, tradicionalmente se utilizan variedades de arroz de grano largo para elaborar este plato.

pollo al curry receta

El arroz jazmín es una de las variedades más utilizadas para elaborar el pollo al curry. Es una variedad típica de Tailandia, de grano alargado, fino y con sabor muy perfumado.

Dentro del arroz jazmín se distinguen dos tipos, el arroz jazmín blanco, que es más utilizado, y el arroz jazmín negro.

El arroz basmati es otra opción ideal para elaborar este plato. Se trata de una de las variedades de arroz más utilizadas para elaborar platos orientales. Es una especie procedente de las zonas montañosas de Pakistán y de la India. Es un arroz poco pegajoso, pese a que durante su cocción podemos pensar lo contrario, y su grano es muy largo y fino.

Como esta receta de pollo al curry es su versión rápida, pensada para aquellos que quieren disfrutar de un buen plato pero que no disponen de mucho tiempo para su elaboración, he utilizado arroz basmati en vasitos, que fácilmente lo podréis encontrar en cualquier supermercado. Sin embargo, si lo preferís, podéis cocinar vosotros el arroz de forma tradicional. El plato os quedará igual de bueno, pero el tiempo de elaboración se incrementará.

Si optáis por esta opción, os recomiendo poner una olla con agua al fuego y separar unos 50 gr de arroz crudo por persona. Primeramente, se colocará el arroz bajo el grifo y lo lavaremos bien, para quitarle todo el almidón posible. Lo dejamos 5 minutos en reposo y cuando comience a hervir el agua añadimos el arroz y una pizca de sal. Esperamos 20 minutos y escurrimos.

pollo al curry receta

El curry es el tercer vértice de esta receta, y no por ello menos importante, ya que es el encargado de aportarle todo el sabor y exotismo al plato. Para elaborar una salsa de curry casera necesitaremos curry en polvo (a la venta en cualquier supermercado), sal, 200 ml de nata, 2 cucharadas soperas de aceite de coco, 1 cucharada de cebolla en polvo, 1 cucharada de ajo en polvo y un toque de jengibre en polvo. Si no te gusta mucho el sabor del ajo puedes añadir solamente una cucharadita.

Debemos asegurarnos de tener a mano todos los ingredientes para la mezcla. No necesitáremos batidora.

Además, si es posible, tendremos a mano cebollino para adornar el plato y darle un último toque.

 

Ingredientes para hacer pollo al curry con arroz

  • 400 gr de pollo
  • 2 vasitos de arroz (1 por persona)
  • 200 ml de nata
  • 2 cucharadas soperas de aceite de coco
  • 1 cucharada sopera de cebolla en polvo
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • Jengibre en polvo
  • Sal
  • Cebollino fresco (opcional)

 

Como hacer pollo al curry con arroz

1.Troceamos el pollo

Con ayuda de unas tijeras de cocina o cuchillo cortamos el pollo en trozos pequeños, procurando que queden de un tamaño parecido entre sí.

Si la parte de pollo que hemos escogido para hacer nuestra receta es la pechuga o el contramuslo es imprescindible trocear, ya que este plato se presenta siempre con pollo troceado. Sin embargo, si hemos escogido alitas de pollo, no será necesario que las troceemos.

troceamos el pollo

Salpimentamos el pollo y ponemos una sartén al fuego con un chorrito de aceite. En esta ocasión, es preferible que no utilicemos aceite de oliva para cocinar el pollo, ya que tiene un sabor más marcado y no es aconsejable para hacer esta receta. Las opciones idóneas son aceite de coco o aceite de girasol. Este último, tiene un sabor casi inapreciable, por lo que le convierte en el candidato idóneo para este tipo de platos.

Colocamos el pollo en la sartén y esperamos a que este se cocine. Es importante que los trozos de pollo sean de tamaño pequeño, ya que así se cocinarán más rápido. Una vez estén listos, retiramos del fuego y reservamos.

 

2. Preparamos el arroz

Como en esta ocasión, utilizaremos arroz de vasito, y éste ya viene previamente cocido, tan solo necesitaremos darle un toque de microondas. Normalmente, este tipo de producto necesita tan solo 1 minuto dentro del micro a potencia máxima, sin embargo, debes seguir las instrucciones que se indica en la etiqueta. Utilizaremos 1 vasito de arroz por persona. Es importante introducir en el microondas cada vasito por separado, de esta forma, el resultado será mejor que si lo hacéis, por ejemplo, introduciendo dos a la vez.

Una vez preparado, retiramos del micro y reservamos.

 

3. Preparamos la salsa de curry

Vertemos en un recipiente 200 ml de nata, añadimos 2 cucharadas de curry en polvo y removemos. El curry tiene un color fascinante, sin embargo, debemos tener cuidado de no mancharnos la ropa, y de no utilizar recipientes porosos (como los hechos a base de madera) ya que tiñe y luego es muy difícil de quitar.

salsa curry

Cuando obtengamos una mezcla uniforme añadimos la cebolla en polvo, el ajo y el toque de jengibre. Añadimos una pizca de sal y removemos todo muy bien, hasta que todos los ingredientes estén perfectamente mixturados.

 

4. Montamos el pollo al curry

Finalmente, toca montar el plato. En esta ocasión os recomiendo utilizar un plato ligeramente hondo (con una hondura de 2 cm aproximadamente). Sacamos el arroz del vasito y lo colocamos directamente sobre el recipiente en el que será servido.

salsa curry

A continuación, colocamos los trozos de pollo encima del arroz, y, finalmente, añadimos la salsa.

Como toque final podemos añadir cebollino picado.

pollo al curry

El pollo al curry es una “receta salvavidas” que nos sacará de más de un apuro, especialmente esos días en los que no disponemos de mucho tiempo para cocinar y nos apetece algo rico.

Una opción exquisita que es el claro ejemplo de que una receta puede ser deliciosa y a la vez sencilla.

Deja un comentario