Productos ecológicos, bio y orgánicos

Cada vez somos más conscientes de lo importante que es seguir un estilo de vida saludable y de lo mucho que influye en nuestra salud.

La healthy life es una filosofía, un modo de entender la vida y de cuidar nuestro cuerpo y mente a través de hábitos saludables.

producto secologicos bio organicos

Hacer deporte, beber mucha agua y comer sano forman parte de los pilares de cualquier plan de vida saludable.

La alimentación es nuestro motor, y a la vez nuestra gasolina, por lo que deberá ser lo más sana y saludable posible, y, además, de calidad.

“Somos lo que comemos” dice la popular expresión, y no hay mayor verdad que esa, ya que, de la misma forma que una buena alimentación tiene múltiples beneficios sobre nuestro organismo, una mala alimentación acarrea lo contrario.

Si a menudo incluimos comidas muy grasas en nuestro menú, y abusamos de azúcares y alimentos procesados, es muy probable que ello se refleje de forma negativa en nuestro organismo, y desarrollemos enfermedades como la diabetes o el colesterol.

El origen, el proceso de elaboración o los aditivos influyen más de lo que creemos en la calidad de un alimento. Por ejemplo, no es lo mismo el zumo de naranja que te preparas tú en casa, que uno procesado, ya que, en la inmensa mayoría de las ocasiones, el segundo, no tendrá las mismas propiedades que el primero y, muy posiblemente tendrá azúcares añadidos y otros añadidos, por lo que será un alimento más calórico, y, además, menos saludable.

producto secologicos bio organicos

Lo mismo ocurre con verduras, frutas, huevos y casi cualquier alimento. La diferencia de calidad se nota y mucho, aunque también se paga, ya que, a menudo, los alimentos con etiquetado bio, eco u orgánico son de un mayor precio.

Estas tres etiquetas han invadido las fruterías, mercados y supermercados y, automáticamente, nuestro cerebro las asocia con productos de mayor calidad y más beneficiosos para nuestra salud, pero , ¿estamos en lo cierto? ¿Realmente merece la pena pagar la diferencia de precio por ellos? Y, sobre todo, ¿cuál es la diferencia entre estas tres conocidas etiquetas?

A menudo estas tres etiquetas se confunden, y, aunque todos las asociamos a una buena alimentación, realmente, en la mayoría de los casos no sabemos su significado ni qué diferencias hay entre unas y otras.

Cuando hablamos de productos y alimentoseco” o ecológicos nos referimos a alimentos que han sido producidos según la normativa europea y que, por ello adquieren tal certificado.

Son productos que han tenido un minucioso cuidado en su proceso de vida, y a lo largo de todas sus etapas. En su producción no se han utilizado pesticidas, ni fertilizantes químicos ni tampoco transgénicos, y siempre se han respetado sus ciclos naturales de crecimiento, es decir, se han producido exclusivamente a base de productos naturales.

El termino orgánico procede de la palabra inglesa organic, que significa ecológico, pero en Europa adquiere otro significado, ya que, cuando hablamos de orgánico, nos referimos a productos libres de químicos y que en su producción se han usado solo productos naturales.

Al hablar de productos BIO, nos referimos a alimentos que no se han tratado genéticamente, es decir, que no son transgénicos.

En síntesis y, para resumir, los etiquetados bio, orgánico y eco, solamente nos están hablando de cómo han sido tratados los alimentos, de su proceso de elaboración y, por tanto, debemos tener en cuenta de que ni un etiquetado es mejor que otro, ni le otorga más calidad al producto, ya que no le afecta a su valor nutricional.

producto secologicos bio organicos

También debemos tener en cuenta que un producto etiquetado como bio no tiene porqué ser eco, sin embargo, si puede ser libre de transgénicos, pero, a su vez, un producto ecológico siempre es libre de transgénicos.

 

Como minimizar el consumo de pesticidas

El creciente auge de la filosofía de vida saludable tiene su pilar fundamental en una buena alimentación. Cada vez son más ven en una buena alimentación una forma de prevenir e incluso paliar muchas enfermedades, además de ir ligada a otros beneficios para nuestra salud, como la vitalidad, el buen humor y la longevidad.

Sin embargo, no siempre podemos comprar productos ecológicos o libres de pesticidas, y tenemos que consumirlos de producción convencional.

En este caso, lo que si podemos (y debemos) hacer es lavarlos a conciencia y de forma meticulosa antes de consumirlos, ya que, de este modo, minimizamos el consumo de los pesticidas y fungicidas que puedan conservar.

producto secologicos bio organicos

Sin embargo, no nos debemos conformar con lavar las frutas y verduras con agua del grifo, ya que, no sería suficiente. Muchos pesticidas y fungicidas están diseñados para soportar fuertes lluvias, por lo que, no se disolverán fácilmente con agua.

Para un lavado más eficaz de frutas y verduras debemos hacernos con dos productos clave : el bicarbonato de sodio y el vinagre.

Para lavar lechugas y otras hortalizas de hoja, colocaremos en un recipiente amplio una cucharada de bicarbonato y removeremos hasta que se disuelva. Añadiremos las verduras, preferiblemente ya cortadas, y las remojaremos durante unos 3 o 4 minutos. Finalmente, de forma opcional, podemos añadirle un último lavado de agua del grifo.

Para verduras y frutas como manzanas, tomates o peras, también podemos optar por lavarlas con bicarbonato, aunque funciona mejor el vinagre de manzana.

Para ello bastará con que llenemos un cuenco amplio con agua y un chorro generoso de vinagre.

Remojamos las verduras o frutas durante unos minutos y, en este caso, el segundo lavado será obligatorio, ya que, de esta forma eliminaremos el regusto a vinagre que puedan adquirir los alimentos.

Secaremos las verduras o frutas a conciencia con un paño de cocina, ya que, de esta forma, todavía perfeccionaremos más la eliminación de posibles restos de productos químicos.

 

La famosa lista de los 12 sucios y los 15 limpios

Puede que nunca hayas oído hablar de ello y, si escuchas esto fuera de contexto, posiblemente no sepas de lo que te están a hablar, pero lo cierto es que existen dos listas llamadas así, que hacen referencia, la primera a los alimentos que más pesticidas conservan y la segunda a los que menos pesticidas retienen.

producto secologicos bio organicos

Los alimentos que incluye la lista de “Los 12 sucios” son : fresas, espinacas, kale, nectarinas, manzanas, uvas, melocotones, cerezas, peras, tomates, apio y patatas.

Son alimentos que almacenan en su piel más cantidad de pesticidas y fungicidas, y que, también son más difíciles de eliminar.

Por tanto, lo ideal es consumir estos alimentos ecológicos, pero, si no podemos y tenemos que consumirlos de producción convencional, debemos lavarlos de forma meticulosa, de hecho, recomiendo lavar cada uno de estos productos al menos 2 veces e incluir en su lavado algún producto que ayude a eliminar los restos de pesticidas, como el vinagre o el bicarbonato.

Por el contrario, también nos encontramos con la lista de “Los 15 limpios”, que son alimentos que contienen poca contaminación y que, por tanto, podemos consumirlos de producción convencional.

Estos alimentos son : maíz dulce, piña, cebollas, papayas, guisantes, berenjena, espárragos, kiwi, repollo, coliflor, melón verde, melón naranja, brócoli y setas.

Elena

Soy Elena y mi hobby es la cocina y la gastronomía en general. Me encanta cocinar y probar recetas de diferentes culturas y zonas.

Deja un comentario