Ratatouille – Receta Vegana

Aunque lo primero que se nos viene a la cabeza al escuchar su nombre es la película de Remy, el ratoncito chef, lap ratatouille existe desde muchísimo antes, ya que es una de las recetas tradicionales más populares de la gastronomía francesa.

ratatouille

Es un plato típico de Francia, especialmente de Niza, donde, además, tiene su origen. Es una receta apta para veganos y vegetarianos, ya que se compone íntegramente de verduras. Además, es una buena opción para consumir como primer plato si buscas una receta sana y con pocas calorías, aunque, a menudo se consume como guarnición de otros platos. La ratatouille es una excelente opción para acompañar a todo tipo de carnes como ternera, cerdo o pollo, pero también combina a la perfección con pescados como el salmón o la merluza.

Este estofado de verduras francés tiene otras variantes en diferentes países. En España existe el pisto castellano o el tumbet mallorquín, ambas recetas hechas con ingredientes similares a la ratatouille.

La receta tradicional de ratatouille utiliza pimiento rojo, cebolla, calabacín y berenjena para su elaboración, además de hierbas provenzales. Sin embargo, cabe recordar que todas las recetas tienen sus variantes y los toques personales de quien las realiza, por lo que es prácticamente imposible encontrar dos recetas idénticas.

En esta ocasión, me he guiado por el plato que aparecía en la película, además de buscar, como siempre, hacer una receta simple y deliciosa. Para elaborar la ratatouille las verduras que he utilizado son calabacín, berenjena y tomate.

ratatouille

La variedad de tomate que he utilizado en esta ocasión ha sido el tomate gallego, sin embargo, tal vez el tomate pera sea la mejor opción para hacer esta receta, debido a su forma, textura y consistencia.

En cuanto a las hierbas aromáticas utilizadas me he decantado por el romero y por el orégano. El orégano es una de mis hierbas aromáticas favoritas, y el romero, por su parte, posee un aroma marcado que realza el sabor de las verduras. Sin embargo, podéis utilizar vuestra hierba aromática favorita como mejorana, hinojo, albahaca o tomillo.

También necesitaremos salsa de tomate. Podemos optar por utilizar salsa de tomate casera o salsa de tomate industrial. En este último caso, recomiendo utilizarla de la mejor calidad posible.

Si eres de los que aman descubrir platos de verduras esta receta te encantará. Es sencilla, deliciosa y muy nutritiva. Además, la ratatouille es una opción divertida y efectiva para ayudarte a engañar a los más peques de la casa si no quieren comer verduras, ya que, siempre les puedes decir que ha venido el mismísimo ratoncito Remy a cocinar. De esta forma, seguro que no ponen pegas.

 

Ingredientes para hacer Ratatouille

  • 1 calabacín
  • 1 berenjena
  • 2 tomates
  • Salsa de tomate de la mejor calidad posible
  • Cebolla en polvo
  • Ajo en polvo
  • Orégano y romero (o nuestras hierbas provenzales favoritas)
  • Aceite de oliva virgen extra (preferiblemente, en formato spray)
  • Sal y pimienta

 

Como hacer Ratatouille fácil y rápido

1. Preparamos la berenjena

Lavamos y secamos la berenjena. En este caso he utilizado una berenjena de tamaño mediano de unos 300 gr. Le retiramos los restos de tallo y la cortamos en rodajas. Si vemos que las rodajas son muy diferentes entre sí, podemos cortar las más grandes por la mitad, formando medialunas, sin embargo, es importante que todas sean de un grosor similar.

ratatouille

Una vez hayamos picado la berenjena, colocamos las rodajas en un escurridor y le añadimos una pizca de sal para que “sude”.

Cuando hablamos de que una “berenjena suda” nos referimos al proceso mediante el cual esta hortaliza expulsa parte de su amargor.

 

2. Preparamos el calabacín

Lavamos y secamos el calabacín. En este caso he utilizado solamente un calabacín, debido a su enorme tamaño, pero es posible que necesitéis dos.

Le retiramos al calabacín los restos de tallo y lo cortamos en rodajas. Es importante, que las rodajas sean de un grosor similar entre sí, y que, además, sean similares en grosor a las de berenjena. Reservamos el calabacín.

ratatouille

 

3. Preparamos el tomate

Lavamos los tomates y los secamos. Le retiramos a cada una de los tomates el pedículo y el estigma. Si los tomates son muy grandes, podemos partirlos por la mitad y cortarlos en rodajas. Al igual que con el calabacín y la berenjena, procuraremos que las rodajas de tomate sean lo más iguales posibles unas de otras. Una vez hayamos picado el tomate reservamos.

ratatouille

 

4. Preparamos la salsa de tomate

Ponemos una sartén al fuego lento y añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Añadimos el tomate triturado y removemos con ayuda de una cuchara de madera durante un par de minutos.

Añadimos la cebolla en polvo y las hierbas aromáticas. En este caso me he decantado por utilizar romero y orégano, pero podéis utilizar cualquier otra que os guste. Removemos todo durante un par de minutos, hasta que todos los ingredientes queden perfectamente integrados y apagamos el fuego.

ratatouille

 

5. Preparamos las verduras

Primeramente, verteremos la salsa de tomate directamente sobre el recipiente en el que vamos a montar la ratatouille.

El recipiente ha de ser hondo y apto para el horno, y de unos 24 cm de diámetro. Puede ser una fuente redonda, cuadrada o rectangular, aunque si buscamos una receta lo más parecida a la de la peli de Pixar, deberemos utilizar un recipiente redondo.

Colocamos un papel de horno sobre la mesa en la que trabajamos y colocamos las rodajas de calabacín, tal y como se muestra en la fotografía. Las rociamos con aceite de oliva virgen extra en spray, salpimentamos y añadimos orégano y lo romero, o las hierbas aromáticas que hayamos elegido.

ratatouille

 

Colocamos encima de cada una de las rodajas de calabacín una rodaja de berenjena, tal y como se muestra en la fotografía. Añadimos un toque de aceite, hierbas aromáticas y salpimentamos.

Repetimos el proceso y colocamos una rodaja de tomate encima de cada una de berenjena, tal y como se muestra en la imagen.

Hay mil formas de hacer la ratatouille, y mil formas de montarlo, pero para mí, esta es una de las más sencillas.

ratatouille

 

6. Montamos la ratatouille

Antes de empezar a montar la ratatouille, precalentaremos el horno, con 180ºC, calor por arriba y por abajo. De esta forma, ya estará listo para utilizar cuando hayamos terminado de montar el plato.

Cogemos un grupo de verduras y lo colocamos en el recipiente, tal y como se muestra en la fotografía. Debemos ir colocando las verduras de forma alterna.

Colocamos cada grupo de verduras, uno tras otro, hasta formar un círculo, y, finalmente, rellenamos el hueco central hasta que quede toda la superficie cubierta con verduras.

ratatouille

 

7. Horneamos la ratatouille

Cubrimos el recipiente con papel de aluminio, ya que, de esta forma, las verduras quedarán tiernas, pero no se quemarán.

Introducimos el recipiente en el horno a 180ºC y dejamos que la ratatouille se hornee durante 1 hora.

Transcurrido el tiempo indicado, retira con cuidado el papel de aluminio y deja que las verduras se horneen durante 20 minutos más.

Cuando esté lista la receta, apaga el horno y retira el recipiente con cuidado de no quemarte.

 

8. Horneamos la ratatouille

Podemos consumir la ratatouille como queramos: sola o acompañada, fría o caliente… aunque lo recomendable es esperar un día para consumirla, ya que es una receta que gana sabor con el paso del tiempo. Además, se conserva sin problemas en la nevera hasta 4 días.

ratatouille

Elena

Soy Elena y mi hobby es la cocina y la gastronomía en general. Me encanta cocinar y probar recetas de diferentes culturas y zonas.

Deja un comentario