Recetas de cocina fácil

En multitud de ocasiones, sobre todo si somos principiantes en esto de la cocina, no buscamos recetas de platos muy elaborados y que requieran una técnica culinaria más sofisticada, sino platos sencillos de hacer.

El sabor y la ricura de un plato no son proporcionales a su proceso de elaboración o a las horas que echemos en la cocina, ya que, hay multitud de platos de elaboración sencilla y rápida, que quedan igual de deliciosos y con los que harás igualmente disfrutar a tus invitados.

Además, las recetas sencillas y fáciles de hacer tienen muchísimas mas virtudes que defectos. Si bien es cierto que no son las más adecuadas para una ocasión especial o si queremos sorprender a alguien, son ideales para sacarnos de cualquier otro apuro.

Son recetas que normalmente no requieren mucho tiempo de preparación, por lo que son ideales si no dispones de mucho tiempo libre, o si simplemente no te apetece pasar mucho tiempo en la cocina. También son ideales para sacarte de un aprieto cuando no tienes nada planeado y le apetece hacer algo rico y rápido, o incluso para remediar esos ataques repentinos de hambre incontrolable y “necesitas” un tentempié fácil de hacer y a la vez sabroso.

Además, son recetas aptas para todo el mundo, bien seas un torpe en la cocina o un refinado chef. No todo el mundo es un experto culinario y no todo el mundo tiene maña en este arte, por lo que estas recetas son perfectas para principiantes y, también, para aquellos que se consideren poco mañosos.

También son recetas excelentes incluso si las quieres hacer con niños. Son un plan ideal para una tarde de domingo, en la que quieres hacer alguna actividad de interactuación con los más peques de la casa y se te agotan las ideas. Es una forma original de entretenerles aprendiendo. Además, de este modo, seguro que al degustarlas disfrutaran mucho más.

No hay excusa para no echarle un ojo a estas recetas, ya que, seguro que alguna de ellas se convierte en tu plato comodín, sea cual sea el tipo de plato que busques.