Recetas de platos para comer con cuchara

Las cremas y sopas son los reyes del invierno. Cuando el frío comienza a apretar, el estómago nos pide que cada vez incluyamos más platos de cuchara en nuestro menú.

Normalmente, asociamos los platos de cuchara a una comida caliente, sin embargo, existen multitud de sopas frías que son ideales para degustar en verano, por ejemplo, el gazpacho o el salmorejo.

No obstante, los platos de cuchara caliente son los más populares. En la mayoría de ocasiones, este tipo de recetas están hechas con hortalizas, siendo algunas de las más populares la patata, la calabaza, el repollo o la zanahoria.

Las legumbres también juegan un papel trascendental en este tipo de platos, siendo las lentejas y los guisantes algunos de los más populares. La fabada, los callos o las lentejas con chorizo son algunos de los platos de cuchara más populares hechos con legumbres.

Normalmente, los platos de cuchara son ideales para cenar, ya que, además de su alto aporte nutricional, son platos con pocas calorías, por lo que podremos consumirlos sin sentirnos culpables.

Las cremas, por su parte, cada vez son más populares, ya que es la forma idónea de mixturar todos los ingredientes que podría llevar un plato de verduras. Además, son idóneas para los peques, ya que “esconden” sus ingredientes, por lo que podemos aprovechar para darles de comer esa hortaliza que no les gusta sin que se enteren. Algunas de las más populares son la crema de calabaza, el vichyssoise o la crema de calabacín. Los purés también juegan un papel