Salpicón de marisco

El salpicón de marisco es un plato fresco y muy sabroso, adaptable a cualquier bolsillo y a cualquier ocasión. Aunque es un plato más típico del verano, lo cierto es que se presta para casi cualquier ocasión, incluso también como entrante navideño.

En cuanto a los ingredientes, podemos adaptarlos a nuestro presupuesto, ya que, utilizar marisco para elaborar esta receta, no tiene porqué suponer un elevado coste económico. Esta receta de salpicón de marisco logra un plato delicioso, rápido, pero con un coste económico muy moderado.

salpicon de marisco

Los mariscos que utilizaremos serán gambones y mejillones. Los gambones no son un marisco especialmente barato, aunque tienen un precio asumible. Sin embargo, su sabor es muy marcado, y su presencia se hace notar. En esta ocasión haré un salpicón de marisco para 2 personas, por lo que utilizaré unas 7 piezas de gambones por persona. He utilizado gambones frescos.

También he incluido mejillones en esta receta. Son un marisco muy nutritivo, bajo en calorías y, además, con un coste económico muy moderado. Es un imprescindible en mi lista de la compra, ya que, pocos alimentos nos dan tanto por tan poco.  En esta ocasión he utilizado mejillones al natural en conserva, ya que, para hacer esta receta son ideales, y, además, ahorraremos mucho tiempo en la cocina.

También he incluido una lata de atún, ya que, aporta un toque de sabor que combina a la perfección con el resto de ingredientes.

salpicon de marisco

El salpicón de marisco es un plato que, además de marisco y pescado, también incluye diferentes ingredientes de origen vegetal, como cebolla, pimiento, tomate, pepinillo o aceitunas. En este caso he utilizado solamente cebolla y pimiento. Las variedades que he escogido son cebolla blanca, ya que creo que es una de las variedades que menos marcado tienen el sabor, por lo que le roban el mínimo protagonismo al resto de ingredientes y, también, pimiento italiano, ya que, su discreto sabor armoniza perfectamente con el resto de componentes de este plato.

Esta receta de salpicón de marisco también incluye huevo entre sus ingredientes. Utilizaremos 3 huevos frescos de tamaño mediano.

Para condimentar y aromatizar, necesitaremos laurel, que es un imprescindible a la hora de cocer marisco, ya que además de aportar un toque de sabor ayuda a desinfectar. También he incluido perejil fresco y cebollino en esta receta.

Sigue leyendo y descubre como hacer un salpicón de marisco fácil y delicioso sin que te duela el bolsillo.

 

Ingredientes para preparar salpicón de marisco

  • 14 gambones frescos
  • 2 latas de mejillones al natural en conserva (de la mejor calidad posible)
  • 3 huevos frescos
  • 1 cebolla grande
  • 1 pimiento italiano
  • 10 gr de perejil fresco
  • 10 gr de cebollino
  • 2 hojas de laurel
  • 1 limón grande y maduro
  • Sal

 

Como hacer salpicón de marisco

1. Preparamos los gambones

Primeramente, vamos a cocer los gambones. Para ello, colocamos una olla con abundante agua al fuego. Es importante utilizar una olla de grandes dimensiones para que los gambones puedan cocerse correctamente.

Añadimos una pizca de sal y un par de hojas de laurel. El laurel es un condimento ideal a la hora de cocer cualquier tipo de marisco, ya que no solo aporta un plus de sabor, sino que también ayuda a desinfectar y a eliminar bacterias.

gambones salpicon

Mientras esperamos a que comience a hervir el agua, preparamos aparte un recipiente amplio con abundante agua, hielos y una pizca de sal. De este modo, obtendremos agua helada salada en la que depositaremos los gambones nada más retirarlos del agua de cocción.

Cuando el agua de la olla al fuego comience a hervir, introducimos los gambones durante 3 minutos (aunque este tiempo, dependerá en parte, del tamaño de los mismos).

Con ayuda de una espumadera, retiramos rápidamente los gambones del fuego y los colocamos dentro de la olla con agua salada helada. Dejamos los gambones enfriando al menos 5 minutos, los retiramos con una espumadera y los colocamos en un recipiente suficientemente amplio. Los reservamos dentro de la nevera.

 

2. Preparamos los huevos

Colocamos una olla al fuego e introducimos los huevos. Añadimos una pizca de sal y un chorrito de vinagre de vino. Este ultimo ingrediente, ayudará a la coagulación del huevo durante la cocción, por lo que evitará que la cáscara se rompa.

huevos salpicon

Los huevos deben introducirse dentro del agua antes de que ésta comience a hervir, es decir, cuando todavía esta fría. Es otra forma de prevenir que se rompan durante la cocción.

Es muy importante utilizar huevos frescos, ya que, estos estarán más hidratados y su cocción será mas perfecta.

Cocemos el huevo entre 11 y 12 minutos. Una vez haya transcurrido el tiempo indicado, retiramos los huevos del agua con ayuda de unas pinzas de cocina y los colocamos en un cuenco con agua fría y reservamos.

 

3. Preparamos la cebolla

Mientras dejamos reposando los huevos y los gambones, aprovechamos para preparar las verduras.

Empezaremos por la cebolla. Para hacer esta receta utilizaremos una cebolla blanca grande, aunque podéis utilizar la variedad de cebolla que queráis.

receta salpicon de marisco

En primer lugar, le retiraremos la piel de la cebolla y la partiremos en dos mitades, ya que, de esta forma, será más fácil picarla. Siempre que trabajo con esta verdura, utilizo una herramienta específica para su corte. Hay multitud de picadores de cebolla en el mercado. Es una herramienta imprescindible si la cebolla forma a menudo parte de tu dieta, ya que agiliza mucho el proceso de corte.

La cortaremos en bunoise, es decir, en pequeños dados de 2 a 3 milímetros.

 

4. Preparamos el pimiento

Cortaremos el pimiento en pequeños dados, al igual que la cebolla. Para ello, necesitaremos un par de pimientos italianos, aunque en esta ocasión, he utilizado uno solo por su enorme tamaño.

receta salpicon de marisco

Le retiramos la parte final (los restos de tallo o pedúnculo), y la punta. Partimos el pimiento por la mitad, le limpiamos las semillas y lo picamos en finas tiras. Recomiendo partir cada una de ellas por la mitad, tal y como se muestra en la fotografía, ya que así son más fáciles de manipular. Partimos cada una de ellas en pequeños dados. Colocamos el pimiento troceado junto a la cebolla y reservamos.

 

5. Añadimos el atún y los mejillones

Primeramente, añadiremos el atún. En este caso utilizaremos un atún en aceite de oliva.

Volcamos el atún directamente sobre la cebolla y el pimiento sin escurrir el aceite. De esta forma, no solo aprovecharemos el atún sino también el aceite. Deshacemos el atún con un tenedor y mezclamos bien los tres ingredientes.

receta salpicon de marisco

Escurrimos los mejillones y los añadimos junto al resto de ingredientes. Removemos con ayuda de un tenedor o cuchara.

 

6. Preparamos los huevos

Sacamos los huevos del agua y los secamos con un paño.

Veréis que es realmente sencillo quitarles la cáscara. Bastará con sostener el huevo dentro de la mano y apretujar levemente, haciendo presión con el pulgar, tal y como se muestra en la fotografía. De esta forma, la cáscara del huevo quedará fracturada en pequeños trozos y será muy fácil retirarla sin estropear el huevo.

receta salpicon de marisco

Nos aseguramos de que no queda ningún resto de cáscara y picamos cada uno de los huevos en pequeños trozos.

 

7. Preparamos los gambones

Pelamos los gambones. Recomiendo hacerlo de la siguiente manera: primeramente, quitarles la cabeza, luego el caparazón y cuando estén perfectamente limpios trocearlos con ayuda de un cuchillo.

Les quitaremos la cabeza ayudándonos de nuestras manos. Bastará con sujetar con una mano el cuerpo del gambón, con la otra el cuerpo y girar las manos en direcciones contrarias.  Si esta técnica no nos gusta también podemos quitarla cortándola con un cuchillo.

receta salpicon de marisco

Luego quitaremos las patas y el caparazón también con ayuda de nuestras manos.

Cuando los gambones estén perfectamente pelados, los troceamos con ayuda de un cuchillo. Añadimos los gambones al recipiente, junto al resto de ingredientes y removemos la mezcla.

 

8. Terminando nuestro salpicón de marisco

Ahora solo nos quedará aliñar el salpicón, para lo que necesitaremos el jugo de un limón, perejil fresco y cebollino.

Añadimos el jugo de un limón maduro y removemos. Aprovechamos también para añadir una pizca de sal.

Añadimos un toque de perejil fresco. Para ello necesitaremos en torno a 10 gramos de perejil fresco, el cual picaremos con ayuda de una tijera de cocina, preferiblemente, aunque si no tenemos también podemos servirnos de un cuchillo.

El cebollino es opcional, pero si te gusta su sabor, esta es una ocasión

ideal para utilizarlo, ya que da ese toque de gracia que marca la

diferencia.

receta salpicon de marisco

Ahora que tenemos listo nuestro salpicón de marisco lo guardamos en la nevera hasta el momento de consumirlo.

Si queremos disfrutarlo al máximo, aconsejo consumirlo acompañado de un buen pan y de nuestro vino blanco favorito.

receta salpicon de marisco

Soy Elena y mi hobby es la cocina y la gastronomía en general. Me encanta cocinar y probar recetas de diferentes culturas y zonas.

Deja un comentario