Tarta de manzana con hojaldre

La tarta de manzana con hojaldre es uno de esos postres de toda la vida, quizás uno de los más populares que existen pero que, a la vez, no deja indiferente a nadie. Su origen no está del todo claro, sin embargo, se da por hecho que nace en Europa.

Es una tarta que tiene un punto frutal y distinguido que no tienen otros postres ya que, combina el sabor de las manzanas, que, normalmente se utilizan variedades con regusto ácido, con la melosidad de la crema pastelera y el punto cañero del hojaldre.

tarta de manzana con hojaldre

La tarta de manzana es una de las recetas más clásicas que puede haber, sin embargo, no se libra de sufrir modificaciones.

En cuanto a la masa que se utiliza para su elaboración, normalmente es masa de hojaldre, sin embargo, también existen recetas de tarta de manzana con masa quebrada.

Las variedades de manzanas más utilizadas para elaborar este plato son la reineta, la golden y la Granny Smith, es decir, manzanas con un toque ácido, aunque existen tartas de manzana elaboradas con otras variedades que quedan igualmente ricas.

Casi todas las recetas coinciden en utilizar la crema pastelera como parte del relleno, sin embargo, a veces sufre pequeñas variaciones, como incluir uvas pasas o un toque de canela en su elaboración.

tarta de manzana con hojaldre

En esta ocasión, os presento una tarta de manzana con hojaldre simple, sencilla, con los ingredientes y el sabor de siempre, pero con una elaboración simple y sencilla.

Para elaborar esta receta de tarta de manzana con hojaldre, necesitaremos : 2 manzanas, 1 lamina de hojaldre, 2 huevos, maizena, azúcar, mermelada de albaricoque, leche y, de forma opcional, azúcar avainillado, 1 ramita de canela y un puñado de arándanos.

La lámina de masa de hojaldre la escogeremos según la forma del molde que utilicemos. En este caso, al utilizar una fuente redonda utilizaré una lamina de hojaldre redonda también.

También necesitaremos un par de manzanas. Os recomiendo utilizar vuestra favorita dentro de aquellas que tienen un punto de sabor ácido. En mi caso he escogido la golden.

También haremos una crema pastelera, aromatizada con vainilla y de forma opcional con canela.

Por último, también necesitaremos contar con mermelada de albaricoque y algún otro ingrediente para adornar. En mi caso he decidido utilizar un puñado de arándanos en vez de las clásicas cerezas confitadas.

Sigue leyendo y descubre como se elabora esta receta de siempre que no deja indiferente a nadie.

 

Ingredientes para hacer tarta de manzana con hojaldre

  • 1 lamina de hojaldre rectangular o redonda (dependerá del molde que quieras utilizar para hacer la tarta)
  • 2 manzanas tipo golden
  • 3 yemas de huevo
  • 250 ml de leche entera
  • 50 gr de maizena
  • 60 gr de azúcar
  • Esencia de vainilla
  • 10 gr de azúcar avainillado
  • 1 ramita de canela ( opcional)
  • Mermelada de albaricoque
  • Arándanos o cerezas para adornar (opcional)

 

Como hacer tarta de manzana con hojaldre

1. Hacemos la crema pastelera

El primer paso vamos a hacer para elaborar esta tarta de manzana con hojaldre es su relleno, es decir, la crema pastelera.

La crema pastelera es una elaboración sencilla que se utiliza para multitud de postres. Aunque no tiene mucha ciencia, si requiere cierta paciencia y fe, ya que, sobre todo si eres novato, puede que en algún punto de la elaboración de la misma te desesperes pensando que no te va a salir.

Ponemos un cazo a fuego medio y añadimos la leche entera junto a la esencia de vainilla. También podéis utilizar una vaina de vainilla. En este caso, debéis abrirla por la mitad y rasparla con un cuchillo, para que, de esta forma, suelte todo su aroma y perfume la leche.

También puedes añadir a la leche una ramita de canela, ya que, es un condimento que queda especialmente bien con la manzana, aunque, si no te gusta este ingrediente, simplemente omítelo. Justo cuando la leche comience a hervir, apagamos el fuego y retiramos la olla.

crema pastelera

Cascamos los huevos y colocamos las yemas en un bol junto al azúcar. Las claras no las utilizaremos en esta receta.

Batimos el azúcar y las yemas de huevo hasta que ambos ingredientes formen una masa. Tamizamos la harina y la añadimos a la mezcla. Al principio podemos desesperarnos, al ver que la mezcla es muy seca, pero debemos tener paciencia ya que, termina volviéndose una mixtura cremosa y homogénea.

Añadimos la leche a la mezcla del bol y removemos poco a poco.

Volvemos a colocar la mezcla en el bol y lo ponemos a fuego lento, mientras continuamos removiendo la mezcla. Los movimientos deben ser enérgicos, envolventes y siempre en el mismo sentido.

Cuando veamos que la masa se vuelve cremosa y homogénea, retiramos la olla del fuego y la colocamos en un bol aparte. La cubrimos con papel film para que no se forme costra y la reservamos.

 

2. Preparamos el horno y la masa

Precalentamos el horno a 200º con calor por arriba y por abajo.

Colocamos en una bandeja apta para el horno un papel vegetal y colocamos la lámina de hojaldre encima.

Os recomiendo que midáis la lámina de hojaldre y la adecuéis al molde, eliminando la masa sobrante con un cuchillo, tal y cómo se muestra en la fotografía.

Cuando el horno ya esté caliente, metemos la bandeja con la masa de hojaldre y horneamos durante unos 5 minutos, para darle un toque de calor previo al horneado final.

 

3. Preparamos las manzanas

Mientras damos ese toque extra de calor a la masa de hojaldre, aprovecharemos para preparar las manzanas.

Partimos las manzanas en 4 mitades y les quitamos las pepitas.

Con ayuda de un pelapatatas les retiramos la piel. El pelapatatas es una herramienta imprescindible de cocina, ya que, te facilita muchísimo el pelado de determinadas frutas y verduras.

Si no tenéis esta herramienta, también podéis utilizar un cuchillo, pero tratando de pelar lo más fino posible.

Partimos los trozos de manzana en finas láminas y reservamos.

manzanas laminadas

 

4. Montamos la tarta

Retiramos el hojaldre del horno, con cuidado de no quemarnos y vertemos la crema pastelera sobre él, tal y como se muestra en la fotografía.

Dejamos que se asiente durante un par de minutos y colocamos la manzana laminada por encima, de forma más o menos ordenada.

montaje tarta de manzana

 

5. Horneamos la tarta

Introducimos la tarta de manzana  con hojaldre en el horno y horneamos durante unos 20 minutos. El tiempo es orientativo, ya que, todo dependerá de tu horno y no hay dos iguales.

Cuando veamos que los bordes de la masa de hojaldre ya se han dorado, apagamos el horno y retiramos la tarta. La dejamos enfriar en la encimera.

 

6. Pintamos y decoramos

Calentamos la mermelada de albaricoque en el microondas durante medio minuto a temperatura media. De esta forma, la mermelada tendrá una textura más líquida y se trabajará mejor.

Con ayuda de un pincel de cocina, pintamos las manzanas con la mermelada, añadiendo un par de capas.

De forma opcional, podemos aprovechar y colocar algún otro ingrediente que combine bien con este manjar.

Muchos optan por añadir cerezas confitadas a la tarta de manzana con hojaldre, sin embargo, he optado por añadir unos pocos arándanos que, le añaden un punto gracioso y más cuqui a la tarta.

 

7. Recomendaciones finales

Al contrario que ocurre con otros platos, la tarta de manzana con hojaldre alcanza su esplendor justo cuando comienza a enfriarse, ya que, el hojaldre tiene un punto crujiente maravilloso.

Sin embargo, podemos guardarla en la nevera durante unos 3 días, y, aunque la tarta seguirá estando muy buena, el hojaldre habrá perdido ese punto glorioso.

Podéis degustarla como y cuando queráis, pero sienta especialmente bien en el desayuno y a la merienda.

tarta de manzana con hojaldre

Elena

Soy Elena y mi hobby es la cocina y la gastronomía en general. Me encanta cocinar y probar recetas de diferentes culturas y zonas.

Deja un comentario