Tequeños de queso – Receta tradicional venezolana

Los tequeños de queso son uno de los aperitivos más adictivos que existen, y es que, su crujiente masa, junto al el intenso gustillo del queso fundido, los convierte en una autentica explosión de sabor que explotará en nuestro paladar atrapándonos de tal forma que no podremos comer sólo uno.

Poesía aparte, los tequeños son puro arte. Sin embargo, también son el claro ejemplo en que, a veces, más es menos, y tirar por lo sencillo es la mejor opción.

tequeños queso

Los tequeños son un plato emblemático de Venezuela, aunque también son muy populares en otros países como Australia, Colombia, Oriente Medio o Perú.

Los tequeños de queso son un plato simple, ya que consisten en un bastón de queso envuelto en masa frita, sin embargo, es una fórmula mágica que funciona, ya que es un plato que triunfa en todo el mundo y que gusta tanto a mayores como a los más peques.

Los más populares son los tequeños de queso, sin embargo, también los hay de otros sabores como jamón, jamón y queso, espinacas o salchichas de Viena. En Venezuela también hay lo bautizado como “tequeñón”, que no es más que un tequeño de mayores dimensiones.

La salsa con la que se consumen los tequeños es un punto a tener en cuenta, ya que será el broche final a este delicioso plato.

Sin embargo, sobre salsas para acompañar a este delicioso plato no hay nada escrito, ya que dependerá de tus gustos personales. Algunas de las opciones más populares son salsa barbacoa, kétchup, guacamole, salsa curry, salsa tártara o alguna salsa picante.

Un punto fuerte que hay que tener en cuenta de los tequeños es que, si queremos disfrutarlos plenamente, debemos consumirlos en caliente, ya que, es cuándo podremos disfrutar de todo su esplendor, por lo que, una vez preparados, no deberemos demorarnos mucho en consumirlos.

tequeños queso

Para realizar esta receta necesitaremos pocos ingredientes, pero todos ellos imprescindibles si queremos que nos queden unos “tequeños cum laude”.

Los ingredientes para hacer los tequeños de queso son : harina de trigo, mantequilla, 1 huevo talla L, agua templada, sal y queso.

Salvo el queso, todos los demás ingredientes los utilizaremos para elaborar la masa, que, será el paso más tedioso de la elaboración de los tequeños, sin embargo, es uno de los pilares de esta receta.

También podemos optar por hacer la receta con masa industrial, por lo que, nos ahorraríamos tiempo, pero la receta perdería toda su gracia.

En cuanto al queso, utilizaremos un queso firme, y, dentro de las variedades que hay, escogeremos nuestro favorito. No hay una variedad de queso predeterminada para hacer los tequeños, por lo que, quesos como el Edam, Gouda, Manchego o Provolone son muy buenas opciones.

Sigue leyendo y conoce esta receta de tequeños de queso, un aperitivo sencillo y delicioso que conquista a todo el mundo.

[ toc]

 

Ingredientes para hacer tequeños de queso:

  • 250 gr de harina de trigo
  • 50 gr de mantequilla
  • 1 huevo talla L
  • Queso duro, estilo Provolone, Edam, Gouda o Manchego
  • Sal
  • Tus salsas favoritas (para acompañar)

 

Como hacer tequeños de queso:

1. Preparamos la masa 

Derretimos la mantequilla en el micro con cuidado de que no se queme. Para ello, la introduciremos a una temperatura media durante unos segundos. No es necesario que quede líquida, sino moldeable.

Colocamos la harina de trigo en un bol amplio y añadimos la mantequilla.

Amasamos con nuestras manos hasta que ambos ingredientes se entremezclen, formando una masa grumosa.

En un recipiente aparte, batimos un huevo y le añadimos agua templada y sal. Continuamos batiendo ligeramente hasta que los tres ingredientes se entremezclen. Vertemos un poco de esta mezcla sobre la masa de harina de trigo y mantequilla y amasamos. Vamos vertiendo el resto paulatinamente y amasamos durante unos 10 minutos.

Cuando la masa tenga una aspecto homogéneo y sin grumos,  formamos una bola y la dejaremos reposar en el bol durante media hora, cubriéndola con un paño de cocina.

 

2. Preparamos el queso

Cortamos el queso en bastones, del tamaño aproximado de un dedo índice (aproximadamente 1 cm de ancho y unos 6 o 7 centímetros de largo), procurando que queden todos del mismo tamaño.

El queso que he escogido es el Edam, pero podéis utilizar vuestra variedad de queso favorita para hacer los tequeños.

tequeños queso

 

3. Estiramos y cortamos la masa

Con ayuda de un rodillo, estiramos la masa hasta que esta quede bien fina. Tal vez este paso sea un poco engorroso, pero es necesario que dejemos la masa finita para que los tequeños de queso queden perfectos.

Cortamos la masa de forma cuadrangular o rectangular, y cortamos tiras de masa, de unos 9 o 10 cm de longitud y 1 centímetro de ancho, procurando igualmente, que todas las tiras queden lo más igualadas posibles.

tequeños queso

 

4. Preparamos los tequeños

Envolvemos cada uno de los bastones de queso con las tiras de masa y los colocamos sobre una fuente amplia.

Tratamos de dejar el suficiente espacio entre ellos para que no queden amontonados.

tequeños queso

 

5. Freímos los tequeños

Ponemos una sartén amplia al fuego con abundante aceite de girasol y, cuando este esté bien caliente añadimos los tequeños.

Recomiendo freírlos en varias tandas para que, de esta forma, no se peguen entre sí (los teques quieren espacio al freírse).

A medida que veamos que se van dorando, les damos la vuelta en la sartén hasta que estén listos por ambos lados.

Con ayuda de unas pinzas de cocina, los vamos sacando del fuego a medida que estén y los colocamos sobre un recipiente, como una fuente, previamente forrada con dos capas de papel de cocina. De esta forma, el papel absorberá el exceso de aceite de los tequeños y no quedarán pringosos.

 

6. Para terminar

Es casi obligatorio comer los tequeños cuando todavía conservan algo de calor, ya que, en frío pierden toda su gracia. Por tanto, recomiendo tener la salsa lista y disfrutarlos en calentito.

La salsa con la que acompañaremos a los tequeños será nuestra salsa favorita, aunque una de las más utilizadas es guacamole y salsa barbacoa. Personalmente, recomiendo servirlos con varias salsas, para que disfrutéis los tequeños en todo su esplendor y experimentando la mezcla con varios sabores distintos.

Sumérgete en esta experiencia tequeñera y disfruta de un aperitivo adictivo y fácil de hacer al que no podrás resistirte.

tequeños queso

Soy Elena y mi hobby es la cocina y la gastronomía en general. Me encanta cocinar y probar recetas de diferentes culturas y zonas.

Deja un comentario