Trucos de cocina

A la hora de cocinar, es casi tan importante conocer el proceso de elaboración de las recetas y los ingredientes principales, como la multitud de trucos y costumbres que se esconden detrás de ellas. Muchas veces, precisamente lo que ignoramos es cómo optimizar nuestra cocina mediante diferentes mañas y habilidades.

Hay infinidad de tips culinarios que, no sólo debemos conocer para que nuestros platos obtengan un mejor resultado, si no que podemos aprovechar, una vez que los conozcamos, para usarlos en multitud de recetas. Por ejemplo, desde pequeña aprendí que una vez que pelas las patatas, debes sumergirlas en agua tibia para que no se oxiden, o que siempre que vayas a utilizar el horno debes tener a mano unas buenas manoplas para evitar quemarte. El orégano queda especialmente bien con platos de pasta y arroces, sin embargo, si queremos preparar marisco debemos tener siempre a mano unas hojas de laurel. Si queremos conservar el colorido de nuestras verduras cocidas, debemos sumergirlas en agua helada justo después de su cocción y si lo que queremos es enfriar el vino, podemos utilizar uvas congeladas en vez de hielo. Por su parte, igual te sorprende saber que muchos pasteles y dulces, esconden entre sus ingredientes una pizca de sal.

Muchos de estos trucos se han ido pasando de generación en generación, y se han vuelto imprescindibles para conseguir una buena técnica culinaria. No me refiero solo a los que conciernen solamente a los alimentos e ingredientes, sino también a su conservación, corte, calidad, origen etc.

También es bueno que conozcamos trucos culinarios en cuanto a aparatos y utensilios.

En esta sección, aprenderemos todo lo necesario para hacer de tu cocina un lugar más practico y cómodo, y además, obtendrás mejores resultados.

Sin embargo, en esta sección también abordaremos otros temas, como ahondar en el origen y clasificación de determinados alimentos, o conocer usos prácticos y desconocidos de otros.

Por ejemplo, es importante conocer que tipo de vino se adecua más a cada ocasión, o cuántas clases de queso existen y cual va mejor con cada plato. También es útil conocer cuales son los alimentos que mejor se conservan o que combinaciones de ingredientes resultan mejor para un determinado plato.